Un cohete Falcon 9 explotará sobre el Atlántico: NASA y SpaceX se preparan para este “accidente”

Si hay que romper algunos huevos para hacer una tortilla, quizás no sea sorprendente que desbaratar vehículos espaciales para llegar al espacio
Un cohete Falcon 9 explotará sobre el Atlántico: NASA y SpaceX se preparan para este “accidente”
La nave espacial Dragon de SpaceX se dirige hacia la Estación Espacial Internacional.
Foto: Cortesía SpaceX

Para probar la habilidad de la tripulación de Dragon para escapar de una emergencia, SpaceX debe hacer un sacrificio.

SpaceX y la NASA se están preparando para la última prueba de la nave espacial Dragon de SpaceX y la prueba de aborto de misión en vuelo probablemente conducirá a la destrucción de un cohete Falcon 9 en el proceso, reporta CNET.

Dragon es una nave espacial de vuelo libre diseñada para transportar carga y personas a destinos en órbita.

Es la única nave espacial que vuela actualmente que es capaz de devolver cantidades significativas de carga a la Tierra. Actualmente, Dragon transporta carga al espacio, pero fue diseñada desde el principio para transportar humanos.

El primer vuelo de demostración bajo el Programa de tripulación comercial de la NASA se lanzó el 2 de marzo de 2019 a las 2:49 a.m. ET. La nave espacial Dragon atracó con éxito la estación espacial antes de lo programado a las 6:02 a.m. ET el 3 de marzo de 2019, convirtiéndose en la primera nave espacial estadounidense en la historia en atracar de forma autónoma con la Estación Espacial Internacional.

Esta prueba se retrasó ahora una semana, hasta el 18 de enero, para permitir “tiempo adicional para el procesamiento de las naves espaciales”, dijo la NASA el lunes.

El objetivo de la prueba es verificar el sistema de escape de emergencia del Dragón antes de que la NASA dé el visto bueno final para que la nave comience a transportar astronautas a la Estación Espacial Internacional (EEI) como parte del programa de la tripulación comercial de la agencia.

Si bien se ha comprobado mucho lo que le sucederá a Dragon durante la prueba: se separará del Falcon 9, disparará sus motores SuperDraco para alejarse del cohete y lanzarse en paracaídas a un aterrizaje oceánico, se ha prestado menos atención al destino del cohete Falcon 9 que permitirá el proceso.

Es probable que se someta a lo que los fanáticos de SpaceX llaman irónicamente como un “desmontaje rápido programado”. En otras palabras, se va a romper y / o explotar sobre el Océano Atlántico.

De acuerdo con la evaluación ambiental final para la prueba presentada ante la Administración Federal de Aviación (FAA), un Falcon 9 con el Crew Dragon se lanzará desde el Centro Espacial Kennedy de Florida y volará durante unos 88 segundos antes de que se inicie la prueba.

Una vez que el Dragón se separa de la primera y segunda etapa del Falcon 9, se espera que el cohete se vuelva incontrolable y se rompa.

La esperanza es que este desmontaje planeado sea también un asunto ardiente, de modo que la mayor parte del combustible restante del Falcon 9 se consuma en una gran explosión en el cielo en lugar de terminar en el océano.

SpaceX permite la posibilidad, que se estima en menos del 1 %, de que el cohete podría caer al océano intacto. En ese caso, dijo la compañía, podría producirse una explosión aún mayor por el impacto, consumiendo todo el combustible en el proceso, con suerte.

SpaceX dijo que planea pescar todos los escombros flotantes de la explosión fuera del agua.

Cuando se haga esta prueba, la mayoría de quienes la sigan y las cámaras se entrenarán en la capacidad de la tripulación del Dragón para escapar de la conflagración y aterrizar de forma segura en el agua. Pero la parte más dramática de la prueba puede venir con el destino del Falcon 9.

Se espera que la NASA y SpaceX ofrezcan una transmisión de video en vivo de la prueba, actualmente programada para las 8 a.m. ET / 5 a.m. PT el 18 de enero.