‘Criminalizan’ a los jornaleros para desalojarlos de un centro laboral

Los trabajadores migrantes luchan por permanecer en el centro que por 15 años ha funcionado como su fuente de empleo y empoderamiento.
‘Criminalizan’ a los jornaleros para desalojarlos de un centro laboral
Jornaleros y aliados dicen que lucharan para que el centro de jornaleros no desaparezca. (Jacqueline García)
Foto: Jacqueline García

Docenas de activistas, jornaleros y líderes comunitarios se reunieron el jueves en el centro de jornaleros de CARECEN, en el área de Westlake, para pedir a los funcionarios locales y aliados que les ayuden a que el centro no desaparezca.

El centro “Day Labor Center” manejado por la organización CARECEN-LA, en la esquina de Wilshire y Union, sirve diariamente de 60 a 80 jornaleros. La compañía Wilshire Union ofreció la localidad a CARECEN—libre de costo—hace 15 años para que provean trabajos a la comunidad jornalera. Mediante programas con la ciudad, el centro ha obtenido fondos para mantenerse en pie.

No obstante, el 20 de diciembre de 2019 CARECEN recibió una carta de Wilshire Union donde se pide que el Day Labor Center desaloje las premisas para este 17 de enero.

Martha Arévalo, directora de CARECEN, dijo que en la actualidad constantemente se ve el desplazamiento de personas y familias y no es el momento de cerrar ni cortar programas que benefician a los inmigrantes trabajadores.

“Este espacio es sumamente importante para nuestra gente. Es un espacio donde reciben servicios, les facilita contrataciones con los patrones, se les da educación a los trabajadores, les informa sobre el robo de salarios, los educa”, dijo Arévalo poco antes de comenzar una manifestación afuera del centro de jornaleros.

El centro también capacitan en diversos oficios. (Archivo)

La carta recibida cuatro días antes de navidad explica que en los últimos años el centro de jornaleros se ha convertido en una “molestia” y una “plaga”.

“Wilshire Union ha visto un incremento de conducta criminal y hostil entre los individuos que parecen ser solicitantes del Day Labor Center”, se lee en la carta firmada por Geoffrey M. Gold, de la firma Ervin Cohen & Jessup LLP. “Numerosas fotos, video y experiencias de primera mano han revelado una cantidad alarmante de uso ilegal de alcohol y drogas, micción pública, vandalismo, robo y, lo más preocupante, el comportamiento amenazante hacia los empleados de Wilshire Union y visitantes”.

No obstante, Arévalo refuta las acusaciones y dijo que esto solamente es un ataque a los inmigrantes de forma local.

“[Wilshire Union] está utilizando los mismos métodos que utiliza Trump de criminalizar a nuestra comunidad”, dijo Arévalo. “Ellos también se merecen su espacio”.

 

El centro lo salvó

Hace un año una decepción familiar llevó a Marlon Aguilar, de 38 años, a caer en la depresión y por ende a perder todo en su vida incluyendo la relación con su pareja y todas sus pertenencias.

“Tenía pensamientos equivocados, me sumí en el alcohol y terminé viviendo en la calle”, contó Aguilar el jueves durante la manifestación.

Durante seis meses el hondureño estuvo durmiendo en el parque de MacArthur Park hasta que alguien le mencionó acerca del Centro para Trabajadores Laborales de CARECEN en la esquina de Wilshire y Union.

Marlon Aguilar es un jornalero que recibió ayuda del Day Labor Center. (Jacqueline García)

 “Llegue a esta organización, recibí el mejor apoyo, me dieron ropa, me dieron un café, pan. Tenía demasiada hambre y me dieron de comer. Me ayudaron con lo que se pudo”, contó Aguilar quien ahora llega diariamente para buscar trabajo como jornalero. “Poco a poco volví a agarrar mi vida”.

Aguilar dijo que se encuentra decepcionado, al igual que docenas de jornaleros, y temeroso por perder el centro que hasta la fecha continúa ofreciéndole apoyo.

“A veces estar aquí es mejor que estar con mi familia. Me entienden más”, dijo Aguilar.

Llegan para presentar apoyo

Cuando otras organizaciones y jornaleros se enteraron del desalojo no les importó perder unas horas de trabajo con tal de apoyar a sus compañeros afectados.

Varios de ellos dijeron que es ilógico que quieran cerrar el centro de jornaleros ya que aunque este se cerrara, los trabajadores seguirán llegando a esa esquina porque es ampliamente conocida por contratistas y personas que buscan la mano de obra.

Marcos Vega, quien ha sido jornalero por los últimos seis años, dijo que no van a permitir que desalojen a sus compañeros porque los servicios que reciben son de mucha ayuda.

“Para evitar que ellos se hagan del baño en la calle se necesitan estos lugares”, dijo Vega, quien es miembro del centro de jornaleros del centro de Los Ángeles IDEPSCA. “Somos parte de la comunidad”.

Carlos Yanes, coordinador del centro de jornaleros IDEPSCA dijo que ellos van a hacer ver a los dueños que la comunidad jornalera es parte de la comunidad y no es justo desalojarlos.

“Los Ángeles enfrenta muchos desalojos  – gentrificación- actualmente,  y tal vez los quieren sacar para poder sacar mas dinero de esa propiedad”, dijo Yanes.

Erasto Mondragón llegó con un grupo de compañeros jornaleros desde Harbor City para demostrar a sus compañeros que la unidad hace la fuerza.

“Bien sabemos que un centro siempre es un apoyo para nosotros para vivir y comer y pagar la renta”, dijo Mondragón. “Hoy podemos bailar o podemos llorar, depende de nosotros”.

Los trabajadores se presentaron ayer preocupados al centro laboral. (Jacqueline García/La Opinión)

Tanto CARECEN como los jornaleros dijeron que van a luchar por permanecer en el lugar y se rehúsan a salir.

Mientras la organización y activistas pidieron el apoyo del concejal Gil Cedillo, Wilshire Union también les ha hecho una propuesta.

Mediante una carta enviada al concejal Cedillo, Wilshire Union dijo que cuentan con la voluntad de continuar apoyando a organizaciones que benefician a la comunidad local.

“Como tal, Wilshire Union invita a su oficina a ayudar a identificar o proponer otra organización caritativa que pueda hacer uso de la propiedad sin fomentar o permitir la actividad criminal y hostil a la que Wilshire Union ha estado expuesto en los últimos años”, se lee en la carta dirigida al concejal Cedillo.

“Wilshire Union se complacería en considerar ofrecer el espacio anteriormente ocupado por CARECEN a una organización mejor, administrada y responsable”, agregó el concejal.

Sin dar muchos detalles, Conrado Terrazas, portavoz del concejal Cedillo dijo que la oficina del concejal está haciendo todo lo posible para mantener el Centro de Jornaleros en Wilshire y Union”.