Las maravillas curativas de las pepitas de calabaza

Las pepitas de calabaza son un alimento completo al que se le atribuyen grandes beneficios medicinales, antiinflamatorios, anticancerígenos y antiparasitantes

Las pepitas de calabaza son un gran aliado para la salud cardiovascular y para tratar la osteoporosis.
Las pepitas de calabaza son un gran aliado para la salud cardiovascular y para tratar la osteoporosis.
Foto: Shutterstock

Las pepitas de calabaza son las semillas desecadas provenientes de la planta del género Cucurbita originaria de América. Existen diferentes variedades y razas de calabazas que son cultivadas en la mayoría de las regiones agrícolas, esta planta es nativa de México y sudeste/este de los Estados Unidos. Este género es exclusivo del continente americano y se compone de 15 especies de plantas. Entre sus principales características se encuentra su alto concentrado en nutrientes y fitocompuestos, a los que se les han atribuido grandes utilidades en la medicina tradicional. El valor nutricional de las pepitas de calabaza es destacado por su alto contenido en proteínas, ácidos grasos omega 3 y 6, vitaminas como la A, B3 y K, ácido fólico, una de sus maravillosas peculiaridades se encuentra en su contenido en zinc.

Sin duda alguna integrar pepitas de calabaza en nuestra alimentación es un hábito sencillo que traerá grandiosos aportes a nuestra salud, entre los que se destacan:

Los beneficios medicinales de las pepitas de calabaza:

  • Grandes propiedades antioxidantes, las semillas de calabaza son populares por su contenido en tocoferoles, compuestos fenólicos y compuestos fitoquímicos, que las llenan de propiedades para combatir a los radicales libres, protegen a las células y previenen enfermedades como el cáncer, diabetes y padecimientos cardiovasculares.
  • Potente desinflamatorio natural, sus fitocompuestos las llenan de beneficios para combatir todo tipo de procesos inflamatorios como es el caso de padecimientos como la artritis, la colitis, el lupus, entre otros.
  • Es un alimento que favorece la salud de la próstata. 
  • Son un buen aliado para prevenir y combatir los cálculos renales. 
  • Se les atribuyen grandes efectos anticancerígenos. 
  • Son un buen antiparasitante debido a su aporte en una sustancia llamada cucurbitina. Sobretodo se les reconocen beneficios para combatir todo tipo de parásitos intestinales.
  • Su riqueza mineral y antioxidante las vuelve un buen alimento para proteger al hígado. 
  • Aportan propiedades digestivas entre las que se destacan por ser un buen remedio para tratar casos de gastritis y úlceras. 
  • Protegen al sistema urinario y previenen la aparición de infecciones en el tracto urinario. 
  • Funcionan como un buen antidepresivo natural debido a su contenido en una sustancia llamada L-triptófano. 
  • Son un buen alimento para promover el sueño, esto se debe a que favorecen la producción de serotonina la hormona del sueño. 
  • Las pepitas de calabaza son ricas en magnesio y ácidos grasos Omega 3 y 6 que favorecen inmensamente a la salud cardiovascular.