Hermanas estadounidenses que reportaron una violación en España podrían haberlo inventado para cobrar un seguro

Todo parece indicar que las jóvenes mantuvieron relaciones consentidas y luego presentaron una denuncia falsa

Imagen de archivo.
Imagen de archivo.
Foto: Getty Images

Las tres hermanas estadounidenses presuntamente agredidas sexualmente la pasada noche de fin de año en Murcia, España, han incurrido en supuestas contradicciones e “incoherencias”, según informan las autoridades.

Las tres chicas denunciaron los hechos en Año Nuevo, en sede policial, en la que se manifestaba que fueron agredidas sexualmente.

Una de las víctimas se encontraba en Murcia de intercambio universitario y sus dos hermanas llegaron a la ciudad de visita. Tras los hechos, las tres viajaron por Europa tal y como tenían planeado. Los arrestados, por su parte, son estudiantes de nacionalidad afgana y con edades comprendidas entre los 20 y los 28 años y dos de ellos tienen concedido asilo político.

Las tres denunciantes contaron “multitud de incoherencias y contradicciones” en sus declaraciones, por lo que los tres acusados quedaron en libertad.

Las tres jóvenes denunciaron sufrir las primeras agresiones en un bar, donde fueron llevadas a una zona oscura a empujones y siendo agarradas por el brazo, sufriendo tocamientos y besos no consentidos. Sin embargo, en ningún momento pidieron ayuda, sino que se marcharon con los supuestos agresores.

Según la jueza, esto “se contradice con la actitud propia de una persona que declara haber sido víctima de abusos sexuales no consentidos para, a continuación, irse con los supuestos agresores”. También dijo que considera el relato “parcialmente incoherente” y “necesitado de una mayor aclaración”.

A todo esto hay que añadir que tras la presunta agresión, las tres supuestas víctimas habrían acompañado a los chicos a la estación de autobuses donde, según la denuncia, uno de ellos habría vuelto a agredir a una de las hermanas. En cambio, el abogado Melecio Castaño, encargado de la defensa de los tres acusados, relata que las cámaras de seguridad captaron una despedida “cordial” en la que se habrían hecho fotos e intercambiado números de celular.

Además, las tres hermanas continuaron su viaje por Europa, no habiendo atendido el requerimiento judicial de no abandonar el país para estar a disposición de la Justicia y colaborar en la investigación.

El abogado defensor de los tres acusados, ha expresado que su intención es pedir el archivo de la causa y acusar a las tres jóvenes de presentar una denuncia falsa.