El Valle de San Fernando redobla refuerzos para el Censo 2020

Activistas y autoridades quieren asegurarse que todos, sin importar estatus de vivienda, sean contados
El Valle de San Fernando redobla refuerzos para el Censo 2020
Un grupo de voluntarios del Valle de San Fernando se encargan de que su comunidad sea contada en el próximo Censo del 2020. (Pacoima Beautiful)
Foto: Impremedia

En el Valle de San Fernando ya se redoblan esfuerzos para lograr que todos sus residentes, sin importar su estatus migratorio o de vivienda, sean contados en el próximo Censo 2020.
El Instituto Público de Políticas de California (IPPC) reportó que el condado de Los Ángeles, que tiene una población de más de 10 millones de personas, es considerado una de las regiones más difíciles de contar.

Esto se debe, en gran parte, a las características demográficas locales como etnia, estatus migratorio, edad y condiciones de vivienda.

El área de Pacoima, en el Valle de San Fernando (SFV), que cuenta con más de 75,000 habitantes encabeza las áreas difíciles de contar.

Por ello, líderes comunitarios y políticos temen que, de no estar informados de manera apropiada los habitantes pierdan beneficios que les corresponden así como representación en el Congreso.

Para evitar que esto suceda, desde 2019 la organización no lucrativa Pacoima Beautiful está trabajando en la campaña We Count LA (Contamos en Los Ángeles) liderada por California Community Foundation.

En el comité participan decenas de voluntarios, residentes del área, para informar a sus vecinos y amigos de qué se trata el censo.

“Estamos conscientes de que por cuestiones de pobreza, inmigración, falta de hogar o varias familias viviendo en un hogar haya temor de llenar el formulario”, dijo Margarita López-Pelayo, organizadora de Pacoima Beautiful.

Las personas podrán ser contadas para el Censo 2020 en su biblioteca local. (Archivo)

Aunque estas puedan ser algunas razones por las que algunos no reciban el cuestionario; no obstante también existe la posibilidad de que el dueño de la vivienda lo llene pero solo con su información familiar y descarte a los inquilinos.

“En este caso el dueño de la casa puede mandar una forma y los inquilinos otra”, dijo López-Pelayo. “Por eso les decimos que pueden ir las bibliotecas o kioscos del censo que estarán disponibles cerca de sus áreas”.

Jóvenes sin hogar estable

López-Pelayo dijo que los jóvenes que viven en hogares de crianza o que no cuentan con un hogar estable se les recomienda que se hagan contar en el lugar donde estén la mayoría del tiempo.

“No deben tener miedo porque la ley establece que la información que se pone no se puede compartir con ninguna otra entidad”, explicó López-Pelayo.

“Hemos visto resultados positivos de la gente cuando les informamos. Ahora precisamente estamos en la fase educativa”, dijo la activista.

El Departamento de Servicios para Familias y Niños (DCFS) también esta asegurándose de que todos los niños en hogares de crianza sean contados.

Juana Aguilera, portavoz con el DCFS, dijo que los niños que viven en hogares de crianza, son contados en el lugar donde están durmiendo cuando se completa la encuesta.

“Por lo tanto, los padres de crianza están siendo informados para contar a todos los niños de crianza que viven en su hogar, incluidos los recién nacidos, incluso si todavía están en el hospital”, dijo Aguilera.

Si los menores no tienen padres, eso no es obstáculo para dejar de ser contados.

Aguilera dijo que para ello el menor será contado en donde se haya colocado ya sea con algún pariente, un hogar de crianza o programas de tratamiento residencial a corto plazo (STRTP).

Agregó que para difundir esto, los padres de crianza recibirán información a través de folletos adjuntos en inglés y español, que se incluirán en su pago mensual de cuidado de crianza de febrero.

El volante también aparece en la revista Fostering Parent Today y la información la recibirán los trabajadores sociales y a las agencias defamilias de crianza al igual que mediante las redes sociales de DCFS.

“Los volantes también se publicarán en los vestíbulos de las oficinas regionales del DCFS y usaremos mecanismos de comunicación interna para informar a todo el personal sobre el Censo 2020”, informó la trabajadora social.

El DCFS se encarga de difundir los volantes con la información del censo 2020. (Suministrada)

Sin temor a ser contados

La presidenta del Concilio de Los Ángeles y concejal representante del Valle de San Fernando, Nury Martínez, dijo que el San Fernando Valley Complete Count Committee está compuesto de varias organizaciones no lucrativas comprometidas a que todas las personas sean contadas, especialmente los latinos.

“Se están reuniendo a menudo para asegurarse que tengamos todos los equipos que se van a necesitar para tocar las puertas y llenar los formularios del censo”, indicó Martínez.

La concejal aseveró que la comunidad no le tiene confianza al gobierno federal y que es comprensible pero ella quiere asegurar que su información está a salvo.

“Para mí lo más importante es hacerlos sentir seguros… No queremos que la comunidad latina piense que los formularios van a ser utilizados en contra de ellos por el Departamento de Inmigración [ICE]”, dijo la concejal.

“Queremos hacerles ver que el Censo es muy importante porque es la forma que los fondos federales llegan a nuestra ciudad y quien no es contado es menos dinero para las escuelas, hospitales, servicios sociales”.

El San Fernando Valley Count Committee estará llevando a cabo su próxima reunión de voluntarios para el censo el martes 4 de febrero a las 2:00 p.m. en Pacoima City Hall localizado en el 13520 Van Nuys Blvd.

Si vives en el Valle de San Fernando y quieres recibir actualizaciones sobre el Censo, envía un mensaje al número 77222 con la frase “we count sfv”.