Decenas de niños despiden al joven deportista asesinado durante el funeral de su abuelo

El joven murió en brazos de su madre, que no pudo hacer nada por salvar su vida

Terrance Jackson tenía 15 años y jugó como defensa en Deerfield Beach High School.
Terrance Jackson tenía 15 años y jugó como defensa en Deerfield Beach High School.
Foto: Deerfield Beach High School / Cortesía

Amigos y familiares lanzaron globos y cantaron el “cumpleaños feliz” en honor al adolescente de Deerfield Beach (Florida) que fue asesinado en un tiroteo cuando asistía al funeral de su abuelo en Riviera Beach.

Decenas de personas acudieron al memorial de Terrance Jackson Jr. para conmemorar lo que habría sido su 16 cumpleaños este miércoles por la noche.

https://twitter.com/Jupinapapi/status/1224057223325741056

“Era un niño tan bueno. Lo vamos a extrañar”, decía su madrina.

Jackson, que jugaba en el equipo de fútbol americano del Deerfield Beach High School, había planeado visitar la Universidad del Estado de Florida junto a otros compañeros el fin de semana pasado. Sin embargo, él se quedó en casa para asistir al funeral de su abuelo.

“Le encantaba el fútbol. Hizo todo lo posible para seguir juando, era un niño muy bueno”, comentaba un amigo de Jackson.

El joven y otro hombre fueron asesinados el sábado durante el funeral del abuelo del adolescente. Según los testigos, una disputa familiar acabó en disparos.

La policía de Riviera Beach confirmó que se dispararon 13 disparos durante el tiroteo. “En momentos como estos, el apoyo te hace sentir bien, pero en el fondo estás destrozado. Solo quiero que pase este día y espero que algún día pueda aceptarlo, pero va a pasar mucho tiempo”, lamentaba Terrance Jackson Sr., su padre.

Los investigadores dijeron que están buscando pistas relacionadas con el caso, pero no revelaron más información sobre el caso.

“Realmente duele que un niño de 16 años sea brutalmente asesinado y sin ningún razón aparente”, manifestaba su tío, R.C. Taylor.

Jackson recibió un disparo en el cuello y acabó muriendo en los brazos de su madre. Tronicia Jackson dijo que hizo todo lo posible para salvar a su hijo, pero fue abatido momentos después de que su padre fuera enterrado.

“Se volvió hacia un lado. Me miró y ya no se movió”, dijo. Los asistentes al funeral explicaron que podría haber varias partes involucradas en este tiroteo.