Cae líder de célula que traficaba personas en la frontera: reclutaba infantes de Marina como ‘coyotes’

El sujeto fue delatado por los 'marines' arrestados en verano pasado

Infantes de marina colaboraban con el coyote, ganando hasta $8,000 dólares por trasladar inmigrantes indocumentados en California.
Infantes de marina colaboraban con el coyote, ganando hasta $8,000 dólares por trasladar inmigrantes indocumentados en California.
Foto: Sargento Jordan Gilbert / Infantería de la Marina de EEUU

Esta semana se dio a conocer que las autoridades federales arrestaron a un presunto traficante de personas acusado de reclutar a varios infantes de Marina para que transportaran inmigrantes indocumentados a través de California. El arresto ocurrió en San Diego, y está relacionado con una red de ‘polleros’ en Estados Unidos.

El “coyote”, de nombre Francisco Saúl Rojas Hernández, es el más reciente detenido tras una investigación miltar que condujo el verano pasado al arresto de 23 “marines” de Estados Unidos en una base de San Diego.

Rojas Hernández presuntamente se encargaba de reclutar a los infantes de Marina que operaban en la zona fronteriza, para que trabajaran como “coyotes” o “polleros”, trasladando inmigrantes indocumentados.

Los infantes están acusados de tráfico de personas, venta ilegal de drogas y delitos relacionados con armas de fuego. Hasta el momento seis de ellos ya se declararon culpables.

El arresto de Rojas Hernández por agentes federales ocurrió el pasado 22 de enero en Solano Beach, al sur de la base militar Camp Pendleton, donde estaban asignados sus presuntos cómplices.

La investigación, que ha llevado a cabo el Servicio de Investigación Criminal Naval (NCIS) junto con la Patrulla Fronteriza (CBP), comenzó en julio de 2019, y tras varios interrogatorios ha avanzado hasta dar con Rojas Hernández.

De acuerdo con la cadena Univisión, lo delataron los marines Byron Darnell Law II y David Javier Salazar Quintero, que se encontraban entre los primeros detenidos en San Diego el año pasado, mientras trasladaban de contrabando a tres mexicanos indocumentados.

Al parecer, Rojas les ofrecía entre $1,000 y $8,000 dólares por recoger a unas personas en la frontera y moverlas adentro del estado.

También te puede interesar: