El riesgo de morir en las carreteras de Texas a manos de un conductor borracho es mucho grande que en todo Estados Unidos; y en Houston no se diga

En el Condado Harris en 2020 ya se han registrado 12 casos que involucran cargos de homicidio involuntario
El riesgo de morir en las carreteras de Texas a manos de un conductor borracho es mucho grande que en todo Estados Unidos; y en Houston no se diga
El jefe de la Policía de Houston, Art Acevedo.
Foto: HPD

TEXAS – Las estadísticas no mienten, son frías y perturbadoras.

El riesgo de morir en las carreteras de Houston, el Condado Harris y Texas es mucho más grande que en ningún otro lugar de los Estados Unidos.

El jefe de la Policía de Houston Art Acevedo dio una conferencia de prensa para alertar sobre las cifras preocupantes después de una semana trágica en las carreteras de Houston, donde ocurrieron tres accidentes mortales, incluyendo uno donde murieron tres personas hispanas. Lo lamentable es que los tres accidentes estuvieron relacionados con conductores ebrios.

“La ciudad, este condado y el estado se encuentran entre los peores de la unión cuando se trata de accidentes donde mueren personas involucrando conductores en estado de ebriedad”, dijo Acevedo.

Oficiales del Condado Harris respondieron a 15,850 de accidentes en el 2019, unos 1,717 casos más que en 2018. Treinta y uno de esos casos involucraron cargos de homicidio involuntario por intoxicación y 77 fueron de asalto por intoxicación.

Con el comienzo del año la tendencia no solamente parece continuar, sino que las autoridades anticipan que este año podría superar todos los demás.

En menos de dos meses del año corriente en el Condado Harris ya se han registrado 12 casos que involucran cargos de homicidio involuntario por intoxicación.

Acevedo dijo que recientemente han incrementado los arrestos de conductores ebrios por un 70 por ciento.

Otro de los factores frustrantes que rodean el problema es que muchos de los casos involucran a ofensores que ya habían sido arrestados en el pasado por la misma ofensa.

Acevedo dijo que los jueces deben buscar alternativas más efectivas dentro de lo que las leyes les permiten para entablar fianzas más severas y así poder proteger mejor a la comunidad.