Cómo conservar tus manzanas frescas ya cortadas y listas para comer

Deshidratar o secar las manzanas no es una buena opción, ya que elimina la vitamina C

Cómo conservar tus manzanas frescas ya cortadas y listas para comer
Foto: Pxhere
Foto: Pxhere

Las manzanas son unas de las frutas más fáciles de llevar a todos lados, y en cualquier momento podemos disfrutar de su sabor, frescura y beneficios de la fibra, antioxidantes y vitamina C que nos ofrecen.

Las manzanas frescas y enteras ofrecen la mayor cantidad de nutrientes. Se aconseja no desechar la piel ya que la Escuela de Salud Pública de Harvard señala que se estaría eliminando gran parte de la fibra y la mayoría de los flavonoides.

Deshidratar o secar las manzanas elimina la vitamina C, que se encuentra predominantemente en la carne. El azúcar (mayor cantidad de calorías) se agrega a las manzanas secas.

Tenga en cuenta que el jugo claro de manzana se somete a filtración y pasteurización, por lo que se eliminan la mayoría de los flavonoides y fibras.

La mejor manera de conservarlas frescas

Las manzanas se pueden almacenar a temperatura ambiente durante unos días. Si se quiere mantenerlas frescas por más tiempo puede guardarlas en el refrigerador en el cajón para verduras o en una bolsa abierta por hasta 6 semanas, recomienda la Universidad Estatal de Oregon.

Si sus manzanas se empiezan a marchitar, no las deseche, puede cocinarlas en deliciosas preparaciones saludables.

Manzanas cortadas

Seguramente le ha pasado que al cortar o pelar una manzana y esperar un poco para comerla, se ha oscurecido un poco la superficie, el color marrón no es dañino. Para preservar la apariencia fresca de las manzanas cortadas por unas horas, sumerja las piezas cortadas en jugo de limón o naranja y refrigere en un recipiente tapado.

Otra manera de tener su manzanas cortadas y listas para comer, es refrigerarlas en un recipiente con agua, estarán de buen color y crujientes.

Te puede interesar: Cómo preparar sidra caliente de manzana y naranja