Alcaldesa de Cudahy apuesta por el cambio

Con tan solo 26 años de edad, quiere conseguir vivienda asequible y más programas educativos para su comunidad
Alcaldesa de Cudahy apuesta por el cambio
Elizabeth Alcantar, de 26 años, es la nueva alcaldesa de la ciudad de Cudahy. (Suministrada)
Foto: Cortesía

Elizabeth Alcantar recuerda que cuando cursaba la preparatoria era la segunda estudiante más sobresaliente del plantel. Sin embargo, ni este puesto le permitía obtener más asesoría de la consejera.

Explica que solo había una consejera para temas universitarios que servía a casi 200 estudiantes de último grado en la escuela Elizabeth Learning Center, en la ciudad de Cudahy.

“Yo hablé muy poco con la consejera… Si yo que tenía buenos grados no la podía ver, ¿qué podían esperar los demás estudiantes?”, se cuestionó en aquel momento.

Así que tras graduarse en 2011, la joven decidió abogar por la educación y comenzó a reunirse con los estudiantes para proveerles información relacionada con la universidad y escuelas vocacionales.

Poco imaginaba en aquel momento que este paso la llevaría a involucrarse tanto con su comunidad hasta llegar a convertirse en concejal del Ayuntamiento de la ciudad de Cudahy en 2018 y dos años después en alcaldesa del lugar —a sus 26 años de edad.

Cudahy es una ciudad, de de 35,000 habitantes, localizada al sureste de Los Ángeles donde el 95% de los habitantes es latino y el 50% es inmigrante.

Alcantar, es hija de inmigrantes mexicanos, tiene dos hermanos menores y ha vivido siempre rentando lugares junto a su familia, primero en Huntington Park y después en Cudahy.

Por ello, dijo saber la dureza de tener que pagar el alto alquiler de la vivienda.

“Y como no tenemos control de renta [en Cudahy] el dueño subía la renta hasta tres veces al año de forma ‘legal’ subiéndola un 9.5% en lugar del 10% requerido por año”, dijo Alcantar. “En Cudahy el 80% es inquilino”.

Manos a la obra

Mientras Alcantar estudiaba en Cal State Long Beach, se involucró más en el activismo sobre temas cívicos, políticos y educativos. Decidió ser comisionada en Cudahy, donde dijo haber visto de manera constante injusticias que se realizaban a puertas cerradas.

“Una vez nominaron a un concejal en solo un día, sin anunciar a la comunidad… Para mí, el problema no era con la persona que eligieron sino con el proceso”, expresó.
Experiencias como esa, la motivaron a postularse para concejal y en 2018 ganó el puesto.

Elizabeth Alcantar ha estado involucrada con su comunidad desde su adolescencia. (Suministrada)

En aquel momento, pocos creían en su tenacidad ya que la consideraban muy joven para el cargo. No obstante, la joven continuó poniendo manos a la obra y presentó sus dos primeras propuestas.

Estas incluían un control temporal del alquiler y proteger a los inquilinos contra el desalojo sin una razón específica.

Aunque Alcantar hizo su trabajo mostrando todos los datos de viviendas y llevando a docenas de inquilinos que hablaron de las injusticias que enfrentaban, ambas medidas fueron rechazadas por el ayuntamiento en un voto 3-2.

“Es porque ahí [en el Concejo] todos son dueños de casa y no todos entienden exactamente a un inquilino”, mencionó la joven política.

Esta fue la primera vez que muchos residentes pudieron identificarse con su concejal quien era inquilina al igual que muchos de ellos.

Los miembros del Ayuntamiento de Cudahy son empleados de tiempo parcial y obtienen un salario de $600 al mes, razón por la cual todos tienen empleos regulares.

Alcantar es organizadora de educación comunitaria en la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes en Los Ángeles (CHIRLA) desde hace dos años y tiene una licenciatura en ciencias políticas y sociología de Cal State Long Beach.

Un avión pone a prueba su tenacidad como líder

La joven dijo que fue nominada por el entonces alcalde de Cudahy, José González, para que sirviera como alcaldesa. Ganó en un voto de dos a favor, uno en contra y uno se abstuvo.
Juramentó como alcaldesa el 7 de enero de 2020 y no había pasado ni siquiera una semana en su nuevo cargo, cuando enfrentó una situación desafortunada.

El 14 de enero, y a plena luz del día, un líquido tipo llovizna —que luego se determinó era combustible de avión— cayó sobre escuelas y vecindarios del sureste de Los Ángeles, afectando principalmente a los residentes de Cudahy.

El avión que salió del Aeropuerto de Los Ángeles (LAX) rumbo a Shanghái, China, se vio obligado a regresar por problemas mecánicos. No obstante, antes de hacer su aterrizaje de emergencia, debía deshacerse de cierta cantidad de combustible.

“Todavía ni tenía mi primer junta como alcaldesa cuando comencé a recibir notificaciones en mi celular de lo que pasaba”, recordó Alcantar.

“Cuando vimos dónde es que los aviones pueden arrojar gasolina, claramente especifica que no se puede hacer en comunidades pobladas y Cudahy es una comunidad muy poblada”.

Elizabeth Alcantar fue juramentada comoalcaldesa el 7 de enero del 2020. (Suministrada)

Así que sin más demoras la alcaldesa contactó a la aerolínea Delta y exigió que limpiaran de inmediato las áreas afectadas por el derrame de combustible.

“También enviamos a las personas a la clínica comunitaria del área y a AltaMed para que se revisaran”, contó la alcaldesa. “En un periodo de tres días hicimos una reunión comunitaria para informar a la comunidad de lo que sucedía”.

Agregó que el mismo día del incidente, Delta envió equipos para limpiar el combustible de escuelas y parques pero que desde ahí ya no han hecho un seguimiento para conocer la salud de las personas.

“Les estamos pidiendo que nos reembolsen el dinero que gastamos pagando tiempo extra y esos son gastos que salen de la ciudad”, dijo Alcantar. “También los gastos de la reunión comunitaria de emergencia deben ser recuperados”.

Dejando un legado

La alcaldesa dijo que ha aprendido rápidamente como funciona su labor y que está dispuesta a seguir dando la cara por todos los habitantes de su ciudad.

Cada miembro del Ayuntamiento de Cudahy puede servir un máximo de dos términos, de cuatro años cada uno, y entre este periodo puede ser nominado como alcalde de la ciudad sirviendo un periodo de un año.

Alcantar dijo que ella planea dejar como legado viviendas más asequibles y vecindarios más saludables.

Quiere que los residentes se sientan seguros y se involucren en la comunidad, que los inquilinos no sean desalojados y que haya más parques y programas educativos.

“Los jóvenes estamos cambiando la narrativa y mediante las redes sociales. Yo constantemente me entero de lo que pasa en mi comunidad [por las plataformas]”, indicó.

“Estoy más accesible y veo que la gente mayor se comunica más conmigo por Facebook y Twitter y los jóvenes por mi cuenta de Instagram”.