Un padre finge que bombas de guerra en Siria son un juego para que su hija no tenga miedo, las emotivas imágenes son virales

La grabación recuerda a la película La vida es bella, de Roberto Benigni, en la que un padre se inventa una fantasía para proteger a su hijo en un campo de concentración nazi

Niños afectados por la guerra en Siria.
Niños afectados por la guerra en Siria.
Foto: Getty

La guerra en Siria sigue causando mucho dolor y víctimas. Según la Onu, se trata de “la mayor historia de terror humanitario del siglo XXI”.

En los últimos dos meses unas 900.000 personas han tenido que abandonar sus casas en el noroeste de Siria, la gran mayoría mujeres y niños, por el temor de los bombardeos. Una situación que es difícil de explicar a un niño.

Abdullah, un padre de una niña de solo cuatro años, ha conseguido que la pequeña Salwa no se asuste de los constantes bombardeos que se escuchan desde su casa. Se ha inventado el juego “¿Avión o bomba?” y le ha hecho creer que todo es de mentira. Así, el miedo de su hija se ha convertido en risas.

Este padre ha explicado a The Independent que los bombardeos, además de las muertes y caos que provocan, “dañan la psicología de los niños”. Se inventó el juego después de que unas bombas cayeran muy cerca de su casa en Serakib y la pequeña sufriera una crisis nerviosa.

“Busqué soluciones para hacer de estos bombardeos una fuente de felicidad y no de miedo para la niña. Le enseñé que eso no daba miedo y que debía reírse”, contó el padre.

Las imágenes, que reflejan el lado triste, crudo y a la vez más emotivo de una guerra, se han hecho virales. Adbullah está siendo elogiado por hacer todo lo posible para que su niña sea feliz. 

En el noroeste de Siria continúa la violencia. Alrededor de unos 20.000 niños han muerto a consecuencia de esta guerra y muchos de los que sobreviven sufren secuelas fatales.