Lo que debes saber sobre consumir sal en exceso

El excesivo consumo de sal es considerado un enemigo silencioso, que se deriva en padecimientos que afectan la presión arterial, la salud cardiovascular y renal

Lo que debes saber sobre consumir sal en exceso
La ingesta de sal recomendada por día es de 5 gramos.
Foto: Bruno Glätsch / Pixabay

La sal o cloruro sódico es un compuesto mineral que se utiliza en todo el mundo como uno de los condimentos más populares. Cuando se consume en cantidades moderadas tiene un papel en el correcto funcionamiento del organismo, sin embargo la ingesta excesiva de sal y alimentos con altos niveles de sodio es uno de los principales enemigos de la salud. Es importante saber que la sal se encuentra presente en casi todo lo que comemos por lo que procurar tener hábitos más saludables y limitar su consumo es uno de los mejores consejos para prevenir serias condiciones de salud. 

Los efectos negativos de la sal en el cuerpo:

1. Es la principal causa de padecer hipertensión

Diversos estudios científicos han comprobado el papel de la sal en la aparición de la presión arterial alta. Resulta que el consumo excesivo de sal interfiere con un mecanismo de seguridad natural del cerebro que impide que la presión arterial se eleve, esto quiere decir que desequilibra un circuito del hipotálamo y hace que se libere una hormona antidiurética que se llama vasopresina, que causa la hipertensión. También tiene un efecto negativo sobre las arterias, ya que hace que pierdan elasticidad y se vuelvan más rígidas.

2. Dificulta el funcionamiento de los riñones

El sistema renal es un factor indispensable que determina el estado de salud del organismo, esto se debe a que su principal función es llevar a cabo la función de filtrado y depuración de la sangre. Cuando se acostumbra al organismo a consumir altas cantidades de sal se perjudica directamente el proceso de filtrado que cumplen los riñones, a la vez es un factor que se relaciona directamente con la aparición de cálculos renales. 

3. Afecta los niveles de calcio

La ingesta de sal es una de las causas más directas para eliminar el sodio a través de la orina, una de las más graves consecuencias es que entre mayor cantidad de sodio se elimine sucederá lo mismo con el calcio. Esta constante reducción de calcio se ve reflejada directamente en los huesos, dientes y en general aumenta el riesgo de padecer fracturas y debilidad. 

4. Aumenta la retención de líquidos

Entre las principales causas de la retención de líquidos o edema se encuentra una dieta rica en sal y sodio, a la vez las fallas en el sistema renal influyen directamente en esta acumulación de líquidos e inflamación. Lo más delicado de esta situación es que está condición, genera una carga extra en el corazón y los vasos sanguíneos lo que se refleja directamente en la salud cardiovascular. 

5.Incrementa el riesgo de padecer sobrepeso y obesidad

Los alimentos salados tienen el defecto de aumentar la sed y es bastante normal que se intente saciar con el consumo de refrescos, bebidas azucaradas y energéticas; lo cual se relaciona con un desequilibrio en los niveles de sodio, las calorías y se aumenta el riesgo de padecer sobrepeso y obesidad. 

Los alimentos más ricos en sal:

Tomando en cuenta las recomendaciones de la OMS (Organización Mundial de la Salud), la ingesta de sal por día no deberá exceder los 5 gramos. Para mayor claridad: una cucharadita de sal representa cerca de 2,300 mg de sodio, el cuerpo necesita únicamente 200 mg para cumplir con sus funciones vitales. Se estima que una persona promedio en Estados Unidos consume de 3,000 a 3.600 mg de sodio por día. 

Una excesiva ingesta de sal no sólo se relaciona con el consumo directo de sal de mesa que añadimos a los alimentos, el contenido de sodio de los alimentos procesados es la más preocupante. Los productos más riesgosos son:

  • Todo tipo de salsas comerciales. 
  • Pan, galletas y cereales para el desayuno.
  • Embutidos y diferentes variantes de salchichas. 
  • Caldos y sopas preparadas, de igual manera los cubitos sazonadores.
  • Snaks tipo botanas y frutos secos salados. 
Papas fritas. /Foto: Pexels

Recomendaciones generales:

Tomando en cuenta que 1 de cada 3 adultos en Estados Unidos padecen de hipertensión, es importante crear conciencia y generar un cambio de hábitos alimenticios. La presión arterial alta o en condiciones irregulares aumenta el riesgo de sufrir infartos, accidentes cerebrovasculares e insuficiencia renal. 

Elige productos frescos como base de en tú alimentación, evita al máximo la ingesta de alimentos procesados, refrescos y comidas rápidas. Da prioridad al consumo de alimentos como: frutas y verduras, huevo, cereales integrales, legumbres, fruta seca cruda, pescados y carnes magras.

Cocinar las comidas en casa es la mejor manera de controlar eficazmente la ingesta de sodio, opta por usar un toque de sal sólo cuando sea necesario. Aprende a suplir la sal por condimentos que llenen de sabor los alimentos y no afecten la salud, como es el caso de las especias, las hierbas aromáticas, cebolla y ajo. 

vegetales
Vegetales. /Foto: Pixabay