Este combustible es más barato y mejor que la gasolina

El biocombustible se genera a partir de la caña de azúcar y tiene menor impacto ambiental además de mejorar el rendimientos de los autos
Este combustible es más barato y mejor que la gasolina
Cada vez más compañías apuestan por el uso de biocombustibles como medida de apoyo al medio ambiente
Foto: Cortesía

El elevado precio del combustible ha orillado a los automovilistas a buscar nuevas alternativas de transporte, por ejemplo, el uso de bicicletas o motocicletas, las cuales requieren un menor consumo de gasolina que los autos.

Ante este acontecimiento, en México se ha desarrollado una alternativa de combustible para continuar con el uso de los automóviles. Se llama Oxifuel, una sustancia que se emplea mezclada con gasolina y que reduce el gasto de combustible de los automóviles.

El aditivo es elaborado a partir de la caña de azúcar, es amigable con el medio ambiente, avalado por la Secretaría de Energía y más barato que la gasolina.

De acuerdo con el portal especializado en autos Atracción 360, el aditivo para el combustible tiene un costo de 13 pesos por litro y es vendido actualmente en Veracruz, Oaxaca, Estado de México, Morelos, Hidalgo, Tlaxcala y Puebla.

Oxifuel funciona rebajando la gasolina y aportando 113 puntos de octanaje, además, mejora la combustión y reduce la emisión de gases contaminantes. Por lo tanto, ofrece más beneficios que las gasolinas Magna y Premium, y representa un motor de desarrollo económico para zonas rurales.

La compañía distribuidora de Oxifuel recomienda el uso en proporciones de 50/50 (Oxifuel-gasolina) en el automóvil, para generar una mayor potencia en las unidades automotores, hasta llegar gradualmente al 70/30.

De acuerdo con la página web de la empresa, Oxifuel, generado a partir de etanol anhidro, el cual se obtiene de la caña de azúcar, favorece la combustión y proporciona mayor potencia al vehículo.

La empresa también afirma que la combustión de Oxifuel es considerablemente más limpia que la gasolina.

Además, asegura que el aditivo “proviene de fuentes renovables, por lo que no representa toxicidad alguna”.

La elaboración de Oxifuel inicia con la siembra de caña de azúcar, de la cual se extrae el jugo, el cual es fermentado y, de éste, se destila etanol al 96 por ciento.

Partiendo del etanol al 96% se realiza un proceso de deshidratación para obtener etanol anhidro, el cual es el principal elemento activo de Oxifuel.

El biocombustible se almacena en tanques de acero inoxidable o al carbón y se transporta hasta las terminales de almacenamiento y reparto y, de ahí, a estaciones  de servicio.

**********

Te puede interesar.