¿Cómo funciona la terapia de protones para tratar el cáncer y cuáles son sus beneficios?

En la terapia de protones se genera un daño menor de las células y tejido sano

¿Cómo funciona la terapia de protones para tratar el cáncer y cuáles son sus beneficios?
Foto: Shutterstock

El continuo avance de la ciencia ofrece nuevas alternativas de terapia para los pacientes, y entre estas nuevas opciones encontramos la terapia de protones, que pasaremos a detallar a continuación para que estés informado.

¿Qué es la terapia de protones?

Según Mayo Clinic, la terapia de protones es una modalidad más reciente de radioterapia en la que el especialista tiene un mayor control sobre qué zona recibirá la radiación. Es un tratamiento que no cuenta con un uso muy amplio, ni siquiera en Estados Unidos.

La terapia de protones utiliza partículas cargadas de energía positiva conocidas como protones, y puede emplearse tanto para tumores cancerosos, como tumores benignos. Y puede ser el único tratamiento para enfrentar el cáncer o puede acompañar otras alternativas.

Beneficios de la terapia de protones

Una diferencia crucial entre la terapia de protones y la radioterapia habitual es que el especialista tiene más control respecto a qué zona de tu cuerpo recibirá la radiación, una situación que lo librará de afectar al tejido sano.

Al quedar el tejido sano por fuera de la onda de radiación, el cuerpo no experimentará el mismo estado de debilidad que con la radioterapia habitual. En este sentido, la terapia de protones es un tratamiento con menos efectos secundarios.

La terapia de protones puede reducir la pérdida de cabello y de masa muscular dependiendo de la zona a la cual estén dirigidos los protones, y la fatiga posterior a su aplicación puede ser sensiblemente menor a la habitual en este tipo de tratamientos contra el cáncer.

A pesar de todo lo anterior, la terapia de protones sí involucra efectos secundarios, solo que en un menor grado que la radioterapia común. La pérdida de cabello persiste, así como los problemas de ingestión y digestión. Y tampoco podrás desentenderte de los dolores de cabeza.

La terapia de protones es una alternativa en uso para abordar el cáncer, con la cual que puedes recudir los efectos secundarios sobre tu salud. Su complicación más grande es la poca información sobre ella al ser una alternativa novedosa no completamente masificada.