¿Cómo evitar el desgarro de los cuádriceps?

Los cuádriceps se tratan del músculo que abarca la parte frontal de la pierna y es muy propenso a lesionarse

Imagen simbólica que refleja la lucha contra el racismo.
Imagen simbólica que refleja la lucha contra el racismo.
Foto: Shutterstock

Las lesiones que se generan en las piernas se relacionan con golpes, contusiones o magulladuras. Los golpes directos en el muslo son frecuentes en las personas que practican deportes de contacto, generando en ocasiones una lesión mayor, como un desgarro, según Kaiser Permanente .

Síntomas de las contusiones de los cuádriceps

El dolor es el primer síntoma de una contusión de cuadríceps. Hay que tener especial cuidado cuando sea difícil doblar la rodilla o flexionar la pierna. Además, puede producir enrojecimiento de la piel.

Para saber qué gravedad tiene la lesión, es necesario visitar al especialista para conocer bien la magnitud del problema. Por lo general, estos golpes suelen sanar con unas semanas de reposo. El especialista indicará si es necesario realizar ejercicios terapéuticos.

Cómo evitar los desgarres

Luego de hacer ejercicios es importante ponerse hielo, especialmente si la zona del cuadríceps que ha sufrido algún golpe.

Es necesario doblar la rodilla a 90 grados y el descanso es importante para que el músculo se recupere.

Para controlar la inflamación es posible usar una venda elástica. Hay que tener cuidado de no ajustarla tanto, ya que podría agravar la lesión, ni colocar peso en la pierna. Un masaje suave también ayudará a fortalecer el músculo.

Consumir analgésicos será necesario solo si el dolor es persistente y fuerte. Esta es una señal de que hay que visitar al médico, para que sea él quien indique su consumo.

cuádriceps
Foto: Shutterstock

Ejercicios de recuperación

Después de realizar alguna actividad física, es necesario hacer algunos ejercicios para relajar el músculo para que pueda recuperarse de forma integral. Estos ejercicios por lo general deben estar coordinados por un terapeuta.

Si el dolor no se calma y se hace difícil doblar la pierna o existe debilitamiento muscular, es necesario acudir al especialista para descartar algún desgarre o alguna lesión más grave. De esta forma es posible mantener una buena salud muscular.