Piden a inmigrantes buscar ayuda médica si sospechan del coronavirus

Esta crisis pública impacta a todos y a la comunidad más vulnerable se le debe ayudar, advierten líderes de salud.

Demandan que a los inmigrantes indocumentados se les apoye durante el coronavirus. (Araceli Martínez/La Opinión).
Demandan que a los inmigrantes indocumentados se les apoye durante el coronavirus. (Araceli Martínez/La Opinión).
Foto: Araceli Martinez / Impremedia

Sin importar el estatus migratorio o si tienen seguro de salud o no, los inmigrantes deben buscar atención médica si sospechan que están infectados de la epidemia del coronavirus.

Líderes de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes (CHIRLA), la Asociación de Clínicas Comunitarias del Condado de Los Ángeles, la Clínica Monseñor Óscar A. Romero, y los planes de salud Health Net y LA CARE se reunieron en una conferencia de prensa para hacer un llamado particularmente a los inmigrantes para que tomen en cuenta que su salud es primero y es un derecho humano.

Por lo tanto, les recordaron que su estatus migratorio no debe ser una barrera para protegerse ellos y sus familias.

Llamado a inmigrantes a buscar ayuda si lo necesitan. (Araceli Martínez/La Opinión).

El 4 de marzo, la Junta de Supervisores del Condado de Los Ángeles y el Departamento de Salud Pública declararon la emergencia pública y local en respuesta al aumento de casos de coronavirus por todo el país y en el condado.

El número total de casos en el condado de Los Ángeles sumaban 14 hasta el 7 de marzo. Las personas identificadas han sido puestas en cuarentena por al menos 14 días.

Carlos Vaquerano, director de la Clínica Romero, pidió a los gobiernos locales, del condado y el estado unir esfuerzos para apoyar a la comunidad inmigrantes quienes, enfatizó, son los más vulnerables en esta crisis.

“La salud es un derecho por lo que pedimos que asignen recursos para esta comunidad”, afirmó.

En estos momentos, están esperando fondos federales para lidiar con la crisis pública que representa el coronavirus.

El médico pediatra Julián Hirschbaum, del comité de residentes e internos del sindicato SEIU, dijo que van a continuar tratando a los pacientes sin importar su estatus y el idioma que hablen. “No deben detenerse por la ley de Carga Pública”.

La norma de la Carga Pública entró en vigor el 24 de febrero y consiste en limitar la residencia de los EEUU a quienes, durante un año en un lapso de tres años, han recibido cupones de alimentos, atención médica y apoyo para la vivienda.

Carlos Vaquerano, director de la clínica comunitaria, dice que la salud es un derecho humano. (Araceli Martínez/La Opinión).

Louise McCarthy, presidenta de la Asociación de Clínicas Comunitarias del condado de Los Ángeles, dijo que el coronavirus no discrimina, pero sí la carga pública.

“Es absolutamente imperativo que el gobierno federal suspenda la carga pública porque, aunque impacta a muy poca gente en Los Ángeles, está causando mucho miedo”, expresó. “Queremos asegurar que no tengan temor de buscar servicios médicos porque estamos aquí para servirlos, somos su red de protección”.

Y urgió a quienes no se sienten bien, a llamar a una clínica local comunitaria. “Estamos entrenados en medidas de prevención y podemos apoyarlos. Queremos asegurarnos que el coronavirus no se transmita en nuestras comunidades“.

El doctor Richard Seidman, jefe de servicios médicos del plan de salud L.A. Care, llamó a todos a buscar ayuda sin importar el estatus migratorio o si tienen seguro médico o no.  “La salud pública es lo más importante y queremos que todos los miembros de la comunidad estén saludables”.

El doctor agregó que “si estás enfermo, llama a un proveedor de salud y expone tu caso, muchas veces no necesitas que te vea un doctor. Si tienen que verte, tu proveedor de salud va a hacer los arreglos con anticipación para que veas un médico sin ser un riesgo para otros”.

Miriam Mesa, de CHIRLA, dio a conocer línea telefónica para que los inmigrantes puedan llamar y ser referidos a servicios médicos. (Araceli Martínez/La Opinión).

Miriam Mesa, directora de educación comunitaria de CHIRLA, reveló que el miedo a la carga pública está paralizando a la comunidad para buscar cuidado de salud.

Les pido que nos llamen a la línea de información (888) 624-4752 para decirles si tal vez puede tener o no un problema futuro”, expresó. “Pero independientemente de eso, la prioridad número uno es su bienestar y el de su familia. Lo podemos conectar con una clínica comunitaria y planes de salud que no afectan la migración”.

El doctor Javier García de la Clínica Romero pidió a la comunidad no seguir comprando y almacenando papel sanitario y botellas de agua.

“No es necesario. Lo más importante es lavarse las manos a profundidad con jabón al menos 20 segundos, y hacerlo con mayor frecuencia”, expresó. No se toquen ojos, nariz y cara.  Y si estornudan o tosen cúbranse la cara o usen el codo para no esparcir el virus”.

Y precisó que la principal diferencia entre el coronavirus y una influencia común y corriente, es la tos, la fiebre y sobre todo la falta de aire.

Otras recomendaciones son: mantenerse en la casa si están enfermos, y desinfectar con frecuencia las superficies que tocan con regularidad, no usar máscaras a menos que estén enfermos y vayan a una clínica a buscar ayuda.

También se aconseja evitar los saludos de mano.