Suman cinco muertos por medicamento contaminado en hospital de Pemex

Familiares de los afectados ya preparan demandas contra la empresa productiva del estado

Hospital Reginal de Pemex, Tabasco.

Hospital Reginal de Pemex, Tabasco. Crédito: Agencia Reforma

MÉXICO – A más de una semana que se denunciara la aplicación de un medicamento contaminado a decenas de pacientes de hemodiálisis en un hospital de Tabasco, suman ya cinco personas muertas.

De acuerdo a Petróleos Mexicanos (Pemex) se registró el quinto deceso en el Hospital Regional de Pemex en Villahermosa, Tabasco, donde fue aplicado el medicamento contaminado.

Pemex indicó en un comunicado que, como en los casos anteriores, se notificó a la Fiscalía General de Tabasco, quien investiga para deslindar responsabilidades.

“Al igual que en los casos anteriores, de este hecho se dio vista a la Fiscalía General del Estado de Tabasco por el cual en días pasados se integró la carpeta de investigación FED/TAB/VHS/0000272/2020 contra quien o quienes resulten responsables, para deslindar las responsabilidades que correspondan”, preció Petróleos Mexicanos.

Pemex detalló que 53 personas siguen en tratamiento médico por la administración de producto contaminado en el lote C18E881 de Heparina Sódica, con caducidad de enero 2021.

De ese total, 27 se atienden de forma ambulatoria, y 26 se encuentran hospitalizadas: 23 estables y 3 en terapia intensiva recibiendo reemplazo renal continuo.

Aunque a decir de los familiares de los pacientes, los muertos suman más de nueve, pero Pemex solo reconoce cinco.

Familiar prepara demanda contra Pemex 

Petróleos Mexicanos no ha dado a conocer el nombre de las víctimas, pero trascendió que una de ellas es Marina Sánchez González, de 49 años, quien ingresó a terapia intensiva desde el pasado 28 de febrero, luego que durante la hemodiálisis le suministraran la heparina sódica contaminada.

Inocente Hernández Sánchez, esposo de Marina, dijo ante los medios de comunicación, que interpondrá una demanda contra Pemex por la muerte de su esposa.

Herández Sánchez aseguró que el día que acudió su esposa a que le realizaran la hemodiálisis, ella llevaba su heparina sódica, pero que en el hospital, no se la pusieron, y decidieron aplicarla la de ellos, es decir, la que estaba contaminada, que le provocó la muerte.

Así como el caso de Marina, hay otros similares, de acuerdo a familiares de los pacientes, que aseguran que los derechohabientes llevaron su propia heparina sódica, pero no se las aplicaron.

La petrolera garantizó al 100 % la atención de hemodiálisis que se otorga a los beneficiarios de su sistema de salud formada por sus trabajadores, jubilados y sus familias.

La heparina sódica es uno de los medicamentos considerados antitrombóticos y posee un anticoagulante.

De acuerdo con informes de prensa, la empresa estatal compró un lote de este medicamento a un proveedor privado y no al laboratorio, el cual se desmarcó de su elaboración y posible manipulación del producto que supuestamente fue suministrado.

Familiares de los fallecidos denunciaron públicamente que en el hospital de Pemex a sus pacientes les habían dado este medicamento sin confirmar la procedencia del mismo.

A raíz de este caso, algunos pacientes buscaron alternativas y acudieron a otros hospitales para su tratamiento.

Pemex cuenta con alrededor de 128,000 empleados con datos de finales del 2018.

Con información de agencias

En esta nota

México Tabasco
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain