Cortes de inmigración cancelan servicios debido al coronavirus

A partir del miércoles 18 de marzo, todas las audiencias de personas ‘no arrestadas’ han sido pospuestas hasta nuevo aviso.

Cortes de inmigración cancelan servicios debido al coronavirus
Abogados de inmigración piden que se cierren temporalmente las cortes y se pospongan los casos para evitar contagios de coronavirus. (Archivo)
Foto: John Moore / Getty Images

Después de sentir la presión de abogados de inmigración, jueces y agentes de inmigración, el Departamento de Justicia (DOJ) ha comenzado a acatar las recomendaciones de distanciamiento social para prevenir el contagio y propagación del coronavirus COVID-19 en las cortes de inmigración.

El DOJ anunció el martes por la noche que, a partir del miércoles 18 de marzo, todas las audiencias de no detenidos han sido pospuestas hasta nuevo aviso.

Los tribunales de Peachtree en Atlanta, Charlotte, Gessner en Houston; Louisville, Memphis, Broadway y Federal Plaza en Nueva York, Newark, Sacramento y Los Ángeles han sido cerrados. Los demás tribunales están abiertos de forma muy limitada.

Antes de este anuncio la única corte de inmigración que había sido cerrada completamente era la de Seattle, Washington, después que se comprobó un caso positivo del coronavirus COVID-19 el fin de semana.

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS) también anunció la suspensión de todos los servicios que se tengan que hacer en persona en todas las oficinas, incluyendo todas las entrevistas y ceremonias de naturalización, a partir del 18 de marzo hasta al menos el 1 de abril.

“Esto incluye oficinas de campo, oficinas de asilo y centros de apoyo para solicitudes”, explicó el miércoles un portavoz de USCIS. “Los empleados en estas oficinas continuarán servicios esenciales para la misión que no requieren contacto en persona con el público. Continuamos monitoreando esta pandemia en evolución y nos mantenemos preparados para tomar medidas difíciles, pero necesarias, para proteger la salud y la seguridad de nuestros empleados, solicitantes y la nación”.

Todas las oficinas de USCIS permanecen cerradas para evitar contacto de persona a persona. (Archivo)

Siguiendo el esfuerzo para prevenir la propagación del coronavirus COVID-19, la corte Superior de Los Ángeles anunció que del martes 17 al 19 de marzo estará cerrada al público. A partir del viernes 20 de marzo abrirá de forma limitada para escuchar o entregar asuntos esenciales o de emergencia, en casos penales, civiles, testamentarios, de derecho de familia y de dependencia y/o juveniles.

Exponiendo su preocupación

La Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA), la cual representa a más de 15.000 abogados y profesores de leyes nacionalmente, envió una carta al USCIS el lunes pidiendo que se tomaran las medidas necesarias para evitar el contacto de persona a persona de la mayor forma posible.

“Es una situación bien extraña porque es una de las pocas veces donde los abogados de inmigración, ICE y jueces están de acuerdo que deben cerrar las cortes de inmigración por lo menos dos semanas”, dijo el abogado de inmigración Peter Corrales. “En estas últimas semanas yo vi a jueces que escuchaban los casos con mascaras puestas porque tienen miedo [al contagio]”.

Corrales es uno de los abogados de inmigración que mostró frustración y dijo que los tribunales de inmigración a menudo tienen más de 50 personas en una pequeña sala.

“Muchos de los calendarios tienen 20 a 30 audiencias en un solo día y ahí no solo están las personas [que van a ver al juez] pero también sus abogados y a veces hasta sus familiares”, dijo Corrales, abogado en el condado de Orange. “Y tienen que presentarse, aunque se sientan enfermos porque si no lo hacen pueden enfrentar la deportación”.

El abogado contó la situación que enfrentó el viernes cuando llegó al tribunal de inmigración de Los Ángeles y vio a una colega que llevaba una mascarilla y guantes porque su clienta estaba enferma.

“La abogada estaba quejándose porque su cliente tenía fiebre y de todas maneras tenían que estar en corte”, indicó Corrales, añadiendo que la clienta no se pudo hacer una prueba del coronavirus porque no habían disponibles. “Minutos después nos enteramos que el juez decidió restablecer todos los casos”.

La abogada de inmigración y vicepresidenta de AILA, Alma Rosa Nieto, concordó con Corrales aseverando que hay una contradicción total entre lo que sugieren expertos y el gobierno con la falta de atención de las cortes de inmigración.

“Por lo menos en Los Ángeles, las audiencias son en cuartos pequeños sin ventanas, sin ventilación”, dijo Nieto.

Adicionalmente, Nieto dijo que para los inmigrantes es difícil balancear dos cosas extremadamente importantes; la pandemia mundial y sus casos de inmigración.

“No es que uno sea más importante que el otro, pero creo que los números hablan por si solos”, dijo la abogada.

Para el miércoles por la tarde el condado de Los Ángeles confirmó 190 casos de coronavirus y se espera que el número continúe aumentando en los próximos días.

Recomendaciones 

La abogada Nieto explicó que las citas canceladas no significan que, por ejemplo, se va a perder la residencia o que la persona tiene que pagar las cuotas de nuevo.

“Si tienen años esperando su turno, no se va a perder su turno, solo es una entrevista y la van a postergar”, dijo Nieto. “¿Para cuando? No lo se porque no ha dicho UCSIS si las citas van a ser inmediatamente o no”.

Nieto agregó que quienes tienen planeado salir a su país de origen debido a una cita en la embajada estadounidense, no lo hagan sin antes consultar a su abogado.

“Hay varias embajadas que ya están cerrando o no van a dar citas, como Colombia, Ecuador, Argentina, España, México en Ciudad Juárez. Entonces, asesorarse antes de ir”, indicó la abogada.

Nieto explicó que el lunes—antes de anunciarse el cierre de las cortes de inmigración—tuvo seis entrevistas vía telefónica y pese a que la gente estaba consciente de la pandemia, ninguna quiso cancelar, o tomar su caso como algo secundario.

“En nuestra comunidad inmigrante e indocumentada, yo creo que es tan importante obtener un estatus legal como estar saludable”, aseveró Nieto.