Lo que sucede en el cuerpo al dejar de comer carne

Diminuir el consumo de carnes rojas y procesadas se relaciona con beneficios de salud y un aumento en la esperanza y calidad de vida
Lo que sucede en el cuerpo al dejar de comer carne
Omitir el consumo de carne se relaciona con un incremento en el consumo de frutas y verduras, que combaten eficazmente a los radicales libres.
Foto: Shutterstock

La carne es una de las mejores fuentes de proteína que existen y es considerado un alimento nutritivo que también aporta un buen contenido en vitaminas del complejo B y minerales como el hierro y zinc. Desde le punto de vista nutricional la carne es un alimento importante en la dieta, esto se debe en gran parte a su extraordinario contenido en proteínas de alto valor biológico y otros nutrientes esenciales.

Sin embargo en los últimos años diversas investigaciones a nivel internacional, comprueban los beneficios de limitar el consumo de carnes rojas y procesadas. Información relevante como es el caso de la liberada en el International Journal for Vitamin and Nutrition Research, relaciona el excesivo consumo de este grupo de alimentos con graves consecuencias de salud; entre las que se destacan enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2, hipertensión, altos niveles de colesterol, sobrepeso y obesidad, y en general un aumento en el riesgo de mortalidad total.

En el año 2015 La Organización Mundial de la Salud (OMS) incluyó como parte de sus principales recomendaciones de salud los beneficios curativos de la disminución en el consumo de carne (especialmente las rojas procesadas), esto en gran parte por que se relacionan con un mayor riesgo de padecer diversas enfermedades crónico-degenerativas. Y realizó un especial señalamiento que invitaba a la población a seguir las bases de la dieta Mediterránea, entre sus más destacados principios promueve el escaso consumo de carnes, una abundante ingesta en frutas, vegetales y cereales integrales, hábitos alimenticios que se relacionan con maravillosas bondades medicinales. Si bien dejar de comer carne es una decisión completamente personal, al realizarlo el organismo experimenta una serie de cambios.

Lo que sucede en el cuerpo al dejar de comer carne:

1. Perderás peso

Entre los beneficios más importantes de omitir el consumo de carnes se encuentran sus bondades para bajar de peso, esto se debe a que el organismo deja de absorber las grasas propias de este grupo de alimentos y que en muchas ocasiones son grasas saturadas, las cuales se relacionan con un aumento en los niveles de colesterol en la sangre y riesgos cardiovasculares.  Por otra parte existen estudios que lo confirman como es el caso de la investigación realizada por Journal of the Academy of Nutrition and Dietetics, quienes establecieron que las personas que no consumen carne tienen un IMC (Índice de masa corporal) promedio menor, que los consumidores de carne.

2. Se regula la presión arterial

Limitar el consumo de carne se ve reflejado en un peso corporal más saludable y sobretodo en un aumento en el consumo de frutas, verduras, legumbres y cereales integrales, de tal manera que se obtiene un mayor aporte en ciertos nutrientes esenciales que resultan clave para regular los altos niveles de presión arterial. Uno de los mejores consejos de alimentación para las personas que padecen hipertensión es evitar el consumo de carne, embutidos y todo tipo de procesados.

3. Buenas bacterias intestinales y mejoras en la digestión

La microflora intestinal se relaciona con muchos aspectos de salud, existe una abismal diferencia en la flora intestinal de las personas que consumen carne y los vegetarianos; esta comprobado que aquellos que siguen una dieta vegetal tienen un mayor contenido en bacterias beneficiosas. Este aspecto en conjunto con un mayor consumo en fibra es un buen complemento para mejorar el funcionamiento del sistema digestivo y combatir los padecimientos como la hinchazón, los gases, la distensión abdominal y el estreñimiento. 

4. Menor riesgo de padecer diabetes

Estudios encabezados por la Asociación Americana de Diabetes establecen los beneficios de seguir una dieta vegetariana y su directa relación con un menor índice de padecer riesgo de síndrome metabólico. A la vez dejar de comer carne reúne otras bondades que en conjunto disminuyen el riesgo de padecer diabetes, entre las que se destaca una mejor salud cardiovascular, un mayor control de la presión arterial, un peso saludable y una mejor digestión.

5. Mejores niveles de energía y estado de ánimo

Omitir el consumo de carne, de manera automática aumenta la ingesta de frutas y verduras; lo cuál sólo se relaciona con beneficios para la salud. El extraordinario aporte en vitaminas, minerales y antioxidantes, característicos de los productos vegetales es un impulso natural para el estado anímico y también se relaciona con beneficios en el rendimiento físico y mental.