9 técnicas efectivas para disciplinar a tu hijo

Te decimos algunos consejos para orientar mejor a tu pequeño.
9 técnicas efectivas para disciplinar a tu hijo
Si tu hijo llora por momentos, trata de escucharlo primero.
Foto: Bob Dmyt  / Pixabay

¿La cuarentena por Covid-19 está causando estragos en tu familia? Tranquilo. Sabemos que disciplinar a los niños cuando más tiempo pasan en casa parece cosa complicada, sin embargo las conductas de los hijos pequeños siempre pueden modificarse positivamente si se les ponen algunas reglas.

Por eso hoy te contamos 9 técnicas efectivas para enseñarle a tu hijo a portarse bien, controlar su comportamiento y mantenerlo a salvo mientras se promueve su desarrollo sano. Toma en cuenta algunas de ellas y disfruten su confinamiento en casa.

Mostrar y decir. Esto es el principio básico de la educación, es decir, sé un ejemplo de lo que quieres que ellos sean.

Poner límites. Aplica reglas sencillas y coherentes que tu hijo pueda seguir. Si no es hora de juego, sé firme y que tu niño lo cumpla.

Determina consecuencias. Menciona siempre que de no hacerse lo debido, tendrá que afrontar las consecuencias.

Escúchalo siempre. Deja que tu hijo hable antes de que quieras ayudarle en su problema. Si llora, trata de averiguar su motivo antes de pedirle que deje de hacerlo.

Presta atención a lo que hace. Si estás al pendiente de lo que hace, entonces será momento de fomentar buena conducta y desalentar los malos comportamientos.

Déjalo que aprenda el causa-efecto. Si insiste en tirar el bote de galletas, déjalo un momento. En algún momento tendrá que enterarse que lo hecho fue un error y que perdió sus galletas por una mala conducta.

Prepáralo con anticipación. Dale un consejo sobre cómo quieres que se comporten para evitarse el regaño de papá o mamá.

Reorienta su indisciplina. Si sabes que está aburrido y por ende está rompiendo un juguete, entonces busca otros juegos que le permitan distraerse de las malas prácticas.

Pausa obligada. Cuando nada de lo ordenado se ha cumplido, es momento de hacer una pausa obligada. Recuérdale lo que hizo mal, de forma calmada, apártalo por un minuto o varios, para que pueda dar cuenta que ha hecho lo incorrecto