¿Conducta agresiva?, a tu hijo podrían estarle faltando abrazos

Conoce la importancia de las caricias en el desarrollo de la inteligencia de tu pequeño.
¿Conducta agresiva?, a tu hijo podrían estarle faltando abrazos
Abrazar a tu bebé le permitirá crecer con más seguridad.
Foto: Anastasia Gepp / Pixabay

Amar a los hijos parece una acción natural de todos los seres humanos. Cuidarlos, darles de comer, atender sus necesidades materiales y hasta uno que otro regalo de vez en cuando son formas de amor para muchos padres. Pero, ¿es eso suficiente para los niños?

Si has notado que tu hijo tiene algunas conductas negativas, como ser agresivo, inseguro, o retraído, quizá le puede estar faltando afecto en su forma más simple: una caricia.

El afecto es un factor muy importante en el desarrollo de los niños que tiene que ver con cuatro aspectos fundamentales que vive desde su primer minuto de nacimiento. Hablamos de los cuidados maternales, de la responsabilidad de los padres, de las caricias y del respecto a su individualidad.

Cuando abrazas a tu pequeño, cuando le llenas de besos y sobre todo cuando ese amor lo reforzamos diariamente con atención de calidad, ese cariño estimulará al pequeño en el plano del aprendizaje.

Esa sensación de felicidad producirá en el niño un efecto de seguridad y de confianza que le abrirá camino para desarrollar su inteligencia al máximo.

Así que no esperes más y corre a abrazar a tu hijo, demuéstrale cuánto lo quieres con muchos abrazos y muchos “te amo” que le ayuden a tener mayor conciencia de su entorno y respeto por quienes le rodean.