Muere en tiroteo con FBI un supremacista que iba a usar un camión bomba contra un hospital en Missouri

Timothy Wilson resultó muerto cuando lo iban a detener por planear el ataque contra un hospital en protesta por la respuesta del gobierno ante el coronavirus
Muere en tiroteo con FBI un supremacista que iba a usar un camión bomba contra un hospital en Missouri
Agentes del FBI en una foto de archivo.
Foto: ROBYN BECK/AFP/Getty Images

Un supremacista blanco que planeaba volar con un camión bomba un hospital de Missouri para causar bajas masivas durante la pandemia de coronavirus fue muerto esta semana durante un tiroteo con agentes del FBI, dijeron las autoridades.

El incidente ocurrió el martes cuando el Buró Federal de Investigaciones (FBI) se dirigió a arrestar a Timothy Wilson, de 36 años, en Belton, Missouri, “al concluir una larga investigación de terrorismo doméstico”, dijo la agencia federal.

El FBI había estado rastreando a Wilson durante meses después de que lo identificaron como un extremista potencialmente violento, impulsado por el ánimo racial, el fanatismo religioso y la desconfianza del gobierno.

Como parte del caso contra él, Wilson fue llevado a creer que iba a recoger un vehículo lleno de explosivos, según las autoridades.

Mientras los federales intentaban arrestar a Wilson, que estaba armado, este resistió y durante el tiroteo, resultó herido y lo llevaron a un hospital del área donde fue declarado muerto, dijeron las autoridades.

Wilson había sido blanco de una investigación de meses en la que se reveló que era un “extremista potencialmente violento, motivado por ánimos raciales, religiosos y antigubernamentales”, dijo el FBI.

Wilson estaba planeando cometer un atentado con bomba desde hacía varios meses y como resultado de la pandemia de COVID-19 que azota a la nación, Wilson “decidió acelerar su plan para usar un dispositivo explosivo improvisado en un vehículo en un intento de causar daños graves. y bajas masivas “, según los federales.

Wilson “consideró muchos objetivos diferentes y finalmente se decidió por un hospital del área en un intento de dañar a muchas personas, apuntando a una instalación que brinda atención médica crítica en el entorno actual”, dijo el FBI.

Las autoridades federales dicen que Wilson había tomado las medidas para adquirir los materiales necesarios para construir un dispositivo explosivo.

Según el FBI, el vehículo que Wilson iba a recoger antes de que las autoridades intentaran arrestarlo no tenía una bomba real.