¿Cómo tener la mejor carne y preparar una buena hamburguesa en casa?

Si quieres una hamburguesa fina, la clave es 100% carne fresca y jugosa, bien sazonada, nada de ponerle pan y huevo
¿Cómo tener la mejor carne y preparar una buena hamburguesa en casa?
Foto:Dana Tentis/PxHere
Foto: Dana Tentis / Pxhere

El elemento que puede hacer una buena o mala hamburguesa es la carne, es como el alma. Hay una brecha enorme entre las que son de carne fresca y las de carne congelada; entre una que es jugosa y otra que está seca; entre la que sabe a res, con condimentos que realzan su aroma y sabor y otras que parecen cartón.

No es que sea malo, como dato informativo debes saber que en los paquetes que venden en los supermercados, aunque puede ser de carne tierna, la mayoría de la carne molida proviene de la carne de res menos tierna y de cortes menos populares. El moler ablanda la carne y la grasa reduce su sequedad y mejora el sabor.

Una de las mejores maneras de tener las mejores hamburguesas es que sean de carne fresca. Con la característica de que serán de un mismo animal y 100% carne.

Para asegurarte de que sea carne de res en su totalidad pide en la carnicería que la muelan al momento o hazlo en casa.

Puedes elegir una mezcla de lomo y falda, aguja o espaldilla, lo que se conoce como corte “chuck”. Se recomienda no usar carne magra en su totalidad ya que la hamburguesa queda seca. Lo aconsejable es que sea un 80% magra y un 20% grasa.

Entre 120 y 150 gramos es la ración ideal para cada hamburguesa.

Para prepararla

Si quieres una hamburguesa fina, nada de pan y huevo. Eso sí, la carne bien sazonada en su totalidad, con sal, pimienta, perejil, orégano, ajo y un poco de aceite de oliva. También puedes incorporar queso parmesano rallado y tocino finamente picado.

Si has congelado tu carne debes descongelarla antes de cocinarla.

Espera a que la plancha o la sartén esté muy caliente antes de colocar la carne. Puedes darle un barniz de aceite de oliva.

El tiempo de cocción total depende del grosor de la carne. Recuerda no cocinarla demasiado, pues quedara seca.

Solo dales una vuelta. Tres minutos de cada lado serían tiempo aproximado para una carne que de no más de 2 cm de altura.

Foto: Pxhere

Recomendaciones

Cuando la carne es molida, está más expuesta a que proliferen bacterias dañinas. Las bacterias se pueden multiplicar rápidamente en temperaturas entre los 40 y los 140°F. Por ello debes mantenerla en refrigeración y consumirla dentro de 2 días después de comprada o congélela.

Al congelar la carne envuelve con plástico grueso, papel de aluminio o papel especial para congelador.

Te puede interesar: Errores que debes evitar al beber cerveza