Domingo de Pascua, una celebración diferente pero con mucha fe

El Arzobizpo de Los Ángeles invita a la comunidad a celebrar el Domingo de Resurrección de manera virtual
Domingo de Pascua, una celebración diferente pero con mucha fe
Durante la pandemia las iglesias están celebrando sus misas sin feligreses en persona.
Foto: Catedral de Los Ángeles / Cortesía

LOS ÁNGELES – Ana Estrada, una feligrés de la Iglesia católica, dijo que ella y su esposo asisten a misa de manera regular sobre todo durante la celebración de la Cuaresma y Semana Santa.

No obstante, cuenta que este año —debido a la pandemia por el coronavirus— la pareja no podrá acudir a ninguna celebración religiosa.

“Estoy triste porque no fuimos ni a la misa del Domingo de Ramos pero aquí en la casa estamos escuchando [la liturgia] por los medios de comunicación”, dijo Estrada, quien reside en el sur centro de Los Ángeles. “Ya solo nos falta la comunión”.

Este año, las celebraciones religiosas tendrán que llevarse a cabo de una forma muy diferente —a puertas cerradas— ya que está prohibido congregar a grandes grupos para evitar la propagación del COVID-19.

Estrada comentó que su yerno logró conseguirle una palma para el Domingo de Ramos y que eso la reconfortó.

Por su parte, Manuel Chávez —quien es diácono de la iglesia San Anthony Parish de San Gabriel— dijo que está tomando la situación como lo que de verdad tuviera que ser la Cuaresma.

“[A veces] decimos que para la Cuaresma vamos a dejar de comer o de tomar algo, pero hoy sí estamos viviendo una Cuaresma… Y vemos que la cruz pesa”, expresó refiriéndose a que hoy las familias en California deben permanecer en casa tras la orden de las autoridades para proteger a la comunidad.

Chávez dijo que este es un mandato de Dios para todos aquellos que han puesto excusas de que no tienen tiempo para su familia y su casa.

“Ahora Dios nos dice: ‘Metete a tu casa y ahí puedes encontrarte contigo mismo’”, indicó el feligrés quien está enfrentando la pandemia con su esposa, su hija y su nieto.

Ana Estrada tendrá que presenciar la misa de Pascua por TV o redes sociales. (Foto: cortesía)

‘Iglesia doméstica’

El miércoles comenzó la semana de Pascua pero este año será celebrada de una forma muy diferente. Las iglesias continúan cerradas y el alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, anunció que todos los parques del condado angelino estarán cerrados este fin de semana con el fin de evitar las reuniones durante el domingo de Pascua.

El objetivo es claro: evitar la propagación del virus.

Mediante un mensaje de video el arzobispo de la Arquidiócesis de Los Ángeles, José H. Gómez, pidió que los hogares se conviertan en una “iglesia doméstica” y no se olviden de los más necesitados.

“Pueden orar por todos los fallecidos, los que están enfermos, los que están cuidando a los enfermos y quienes proveen los servicios esenciales a nuestras comunidades durante este tiempo de necesidad”, indicó.

Añadió que las futuras generaciones recordarán este tiempo como la Cuaresma larga de 2020, que ha sido un tiempo donde la enfermedad y la muerte oscurecieron de repente toda la tierra.

Hoy viernes, el arzobispo Gómez dirigirá como oración nacional, la Letanía del Sagrado Corazón de Jesús por el fin de la pandemia, en nombre de los obispos en EEUU.

Dicha plegaria se transmitirá en vivo en la pagina de Facebook Cathedral Our Lady of Los Angeles a las 9:00 a.m.

Además, invitó a los feligreses este domingo a ver por UniMás (Canal 46) a las 7:00 a.m. la misa en español y en KCOP (Canal) 13 a las 10:00 a.m., la misa en inglés. Ambas también estarán en vivo en la pagina de Facebook antes mencionada.

Las misas serán transmitidas por televisión y Facebook. (Catedral de Los Ángeles).

Otras congregaciones se unen

Varias congregaciones y organizaciones han organizado Seders virtuales —un importante ritual festivo judío.

El sábado a las 5:00 p.m. se transmitirá un Seder en la página saturdaynightseder.com para apoyar al Fondo de Respuesta a Emergencias Coronavirus de la Fundación de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

El Plato del Seder es una pieza de vajilla que lleva 6 alimentos ceremoniales como ramitas de hierbas amargas, toques de jaroset (una pasta dulce), trozos de lechuga, recipientes con agua salada, entre otros.

Durante la Pascua a los judíos no se les permite comer ni poseer ningún alimento hecho con trigo, como cebada, centeno, espelta o avena.

Los Angeles Jewish Home en Reseda tiene habitualmente un enorme Seder al aire libre pero este año los residentes permanecerán en sus habitaciones y las familias no podrán ingresar al lugar, según la rabina Karen Bender, director de Vida Espiritual de Skirball, Los Angeles Jewish Home.

“La comida será la misma”, dijo Bender. “El simbolismo será el mismo. Lo diferente será cómo lograr que todos tengan su propia experiencia Seder”.

Iglesias se rebelan

Sin embargo, no todas las iglesias acataron las órdenes de las autoridades de salud.

En Thousand Oaks, la iglesia Godspeak Calvary Church abrió sus puertas durante el Domingo de Ramos para dar la comunión a sus miembros.

Decepcionado porque las iglesias no fueran consideradas un lugar “esencial”, el pastor Rob McCoy renunció a su puesto en el Ayuntamiento de Thousand Oaks un día antes diciendo que planeaba violar las órdenes estatales y abriría la iglesia.

No obstante la medida de permanecer en casa es más fuerte esta semana, que en días anteriores, ya que se estima que esta pudiera ser la que aumente o minimice la curva de infecciones de manera significativa.

Para este jueves a mediodía las autoridades de salud pública del condado de Los Ángeles anunciaron 7,955 casos de infecciones y 223 muertes.