Alarmante incremento de inmigrantes con coronavirus en cárceles de ICE

En una semana se han disparado los casos de COVID-19 entre los detenidos por inmigración
Alarmante incremento de inmigrantes con coronavirus en cárceles de ICE
Foto: John Moore / Getty Images

La Oficina para el Control de Inmigración y Aduanas (ICE) informó que al viernes 10 de abril se registraban 61 casos confirmados de coronavirus entre los inmigrantes que están bajo su custodia.

La cifra es casi el doble de los 32 que se reportaban dos días antes, mientras al inicio de esta semana sólo se había 13 detenidos contagiados, de acuerdo con los boletines emitidos por ICE.

A la fecha, el coronavirus se ha detectado en 21 instalaciones donde ICE mantiene a inmigrantes detenidos. El centro de detención de Otay Mesa, en San Diego, California, es donde hay más contagios con 10.

La agencia también reportó que otras 19 personas que laboran en las cárceles de ICE han enfermado de COVID-19  y que otros 67 empleados, que no están asignados a los centros de reclusión, han dado positivo a la prueba del coronavirus.

Casos confirmados

  • Martes 24 de marzo: 1
  • Jueves 2 de abril: 6
  • Martes 7 de abril: 13
  • Miércoles 8 de abril: 32
  • Viernes 10 de abril: 61

La riesgosa contención

El primer caso de coronavirus al interior de las cárceles de ICE se registró el 24 de marzo. Desde entonces los contagios han ido incrementando poco a poco mientras las autoridades implementan medidas para tratar de contener su propagación en los centros de detención donde se ha detectado el virus.

Una de las medidas que ICE ha tomado es conocida como “cohorting”, que consiste en agrupar a todos los que hayan sido expuestos al contagio y colocarlos en conjunto en una zona bajo supervisión médica, sin embargo algunos médicos consideran que se trata de una estrategia de prevención extremamente peligrosa.

Actualmente hay alrededor de 35,000 inmigrantes detenidos en cárceles de ICE por todo el país, muchos de ellos en condiciones insalubres y de hacinamiento, por lo que defensores de los derechos civiles han pedido su liberación debido al riesgo de contagio que corren tanto los reclusos como el personal que los vigila.