Líderes empresariales plantan cara a Trump y advierten que la vuelta a la “normalidad” no será rápida

El presidente dijo este jueves a los gobernadores que algunos estados podrían abrir sus economía incluso antes de lo previsto

Grandes ejecutivos piden más test y mayor protección para volver al trabajo.
Grandes ejecutivos piden más test y mayor protección para volver al trabajo.
Foto: EPA/ALESSANDRO CRINARI / EFE

Donald Trump compartió este jueves con los gobernadores las directrices federales para que los estados puedan rebajar las restricciones de distanciamiento social incluso antes del 1 de mayo, la fecha que anunció la Casa Blanca a finales de marzo. Sin embargo, líderes empresariales advirtieron al presidente que necesitan más pruebas de coronavirus y más equipo de protección para que sea seguro de que la gente vuelva a sus puestos de trabajo.

Antes incluso de que Trump lanzara las nuevas medidas para los estados, altos cargos de la industria le dejaron claro que la vuelta a la normalidad no sería rápida, según publicó Associated Press. Más bien, todo lo contrario.

Las recién lanzadas indicaciones federales contemplan tres fases para el proceso de reapertura, tal y como cuenta Bloomberg. La Casa Blanca recomienda a los empleadores que desarrollen e implementen medidas de distanciamiento social, tomar la temperatura en los puestos de trabajo, hacer pruebas para el virus e incrementar el saneamiento y el uso de desinfectante. Los empresarios deberían solicitar a sus trabajadores “sintomáticos”, según las pautas federales, un permiso médico para volver al trabajo.

Ya este miércoles, Trump adelantó en su rueda de prensa diaria que “vamos a abrir algunos estados mucho antes que otros”. La doctora Deborah Birx, coordinadora de la respuesta de la Casa Blanca a la pandemia, señaló que los estados que están registrando menos de 1,000 nuevos casos diarios podrían ser los primeros en levantar las medidas de distanciamiento social con las indicaciones federales y la dirección de sus gobernadores.

No piensan lo mismo los dirigentes empresariales con los que contacto en una ronda de llamadas, informó AP. El sector privado se ha tomado al pie de la letra las recomendaciones de científicos y expertos en salud pública y reclaman un aumento drástico de testeos y una mayor disponibilidad de equipos de protección antes de retomar sus actividades.

El Gobierno federal lanza estas pautas tras observar una recuperación gradual del virus. En cualquier caso, en algunas zonas las restricciones de mitigación continuarán en vigor al menos hasta que haya una vacuna, una meta que es probable que no se alcance hasta el año que viene. Aunque la doctora Birx, reconoció este miércoles que los datos indican cierta “mejora”, insistió en la necesidad de mantener el distanciamiento social para mantener el impulso positivo.

Trump tuiteó la noche del miércoles tras la ronda de videoconferencias. Trump aseguró en la red social que todos los empresarios “quieren a Estados Unidos de vuelta al trabajo. Y rápido”, tal y como publicó la mencionada agencia de noticia.

Sin embargo, la docena de grandes directores ejecutivos con los que Trump habló el miércoles expresaron opiniones encontradas. Aunque estuvieron de acuerdo con poner de nuevo la economía en marcha, se preguntan cómo sería seguro volver a enviar a sus empleados a los puestos de trabajo.