Encuentra el sustituto para la especia que te falta

Podrías encontrar entre tus especias un sustituto que armonice con tu receta y que incluso logre mejorarla

Foto: Shantanu Pal/Pexels
Foto: Shantanu Pal/Pexels
Foto: Shantanu Pal / Pexels

Las especias son una manera de elevar el sabor y aroma de tu preparación. Muchas de ellas además de gran sabor, tienen propiedades curativas. 

La variedad de especias es tan grande, que probablemente solo cuentas con las que consideras básicas en tu cocina de acuerdo a las preparaciones que realizas frecuentemente.

Compra especias enteras en pequeñas cantidades y muélelas justo antes de usar. Guárdalas en recipientes herméticos en un lugar fresco, oscuro y seco, alejadas de la estufa.

Si llegara a faltarte una hierba o especia para un platillo o bebida que deseas hacer, podrías encontrar un sustituto que armonice con tu receta. 

Foto: Pxhere

Si la receta pide hierbas frescas, y las tienes en secas o en polvo, ¡perfecto! puedes usarlas.

Albahaca: cilantro, eneldo, orégano, menta, perejil.

Cebollino: cilantro, ajo en polvo, cebolla en polvo, perejil.

Cilantro: albahaca, cebollino, perejil, menta.

Eneldo: albahaca, perifollo, menta, perejil.

Estragón: perifollo, semillas de hinojo, anís.

Mejorana: orégano, romero, salvia, tomillo, condimento italiano, hierbas provenzales.

Laurel: orégano, romero, salvia, tomillo.

Perifollo: albahaca, eneldo, perejil, estragón.

Romero: tomillo, estragón, ajedrea.

Tomillo: albahaca, mejorana, orégano, ajedrea.

Foto: Ulrike Leone/Pixabay

Anís: semillas de hinojo.

Azafrán: cúrcuma en menor cantidad o pimentón con cúrcuma.

Canela: nuez moscada, pimienta de Jamaica (1/4 de la cantidad que requiere de pimienta)

Cardamomo: jengibre, canela, mezcla de nuez moscada y canela.

Cilantro: comino, semillas de comino molido.

Clavo: pimienta de Jamaica, canela, nuez moscada.

Comino: polvo de chile

Cúrcuma: polvo de achiote o azafrán (pizca) más polvo de mostaza.

Especias cajún: sustituye partes iguales de pimienta blanca, pimienta negra, ajo en polvo, pimentón, pimienta y cebolla en polvo.

Jengibre: pimienta de Jamaica, canela, nuez moscada.

Macis: pimienta de Jamaica, canela, jengibre, nuez moscada.

Mostaza de Dijon: mostaza normal.

Mostaza: polvo de wasabi (usando solo 1/4 de la cantidad requerida), polvo de rábano picante.

Nuez moscada: canela, jengibre, macis

Pimienta de Jamaica: canela, pizca de nuez moscada, pizca de clavo.

Semillas de hinojo: anís (en menor cantidad) combinadas con un apio finamente picado, semillas de comino, semillas de alcaravea o eneldo.

Vainilla: jarabe de arce.

Las especias se pueden guardar por mucho tiempo. Para probar si aún dará sabor a tus preparaciones, huele para comprobar si su aroma es de tu agrado, frota un poco entre tus dedos y prueba.

  • 10 alimentos que puedes guardar por años sin que se echen a perder