La doble de Angelina Jolie contrae coronavirus en la cárcel

En Irán muchas redes sociales están prohibidas y algunos perfiles de personalidades conocidas son considerados delito

Angelina Jolie

Angelina Jolie. Crédito: EFE

La mujer que se quiso parecer tanto a Angelina Jolie que terminó con un look más propio de un zombie, se ha contagiado de coronavirus en una cárcel en Irán, según afirma un grupo de derechos humanos.

La celebridad de Instagram está conectada a un respirador en un hospital en Teherán, después de contraer el coronavirus mientras estaba en prisión.

Fatemeh Khishvand, de 18 años, conocida como Sahar Tabar, ha estado detenida desde octubre de 2019 en medio de una ofensiva judicial contra las celebridades de Instagram.

El abogado de Khishvand, Payam Derafshan, dijo que el juez de la corte revolucionaria Mohammad Moghiseh, quien estaba a cargo de su caso, se negó a liberarla a pesar de la mortal pandemia de coronavirus en el país. Moghiseh es conocido por emitir severas condenas a activistas, disidentes y otras personalidades.

“Nos parece inaceptable que esta joven mujer haya contraído el coronavirus en estas circunstancias, porque su orden de detención se ha extendido a pesar de las circunstancias”, explicó Derafshan al Centro de Derechos Humanos en Irán (CHRI) con sede en Nueva York.

Irán tiene el peor brote de coronavirus en el Medio Oriente, con un número de muertos cercano a las 5,000 personas y unos 78,000 contagiados, según cifras oficiales. Se cree que las cifras reales son significativamente más altas.

“Fuimos a la oficina de Moghiseh muchas veces y le pedimos que cancelara la orden de detención y otorgara la libertad bajo fianza”, dijo Derafshan al Centro de Derechos Humanos en Irán.

“Todas las otras personas acusada han sido liberadas y nuestra cliente es la única que ha permanecido detenida. Pero el juez estipuló que no la dejaba en libertad”, agregó.

Khishvand ha sido acusada de “corrupción en la Tierra”, “incitación a la corrupción al alentar a los jóvenes a la locura”, “insultar a lo sagrado” y “adquirir ingresos ilícitos”, según informa la ONG mencionada.

Khishvand tenía más de 25,000 seguidores en su página de Instagram, donde mostraba fotos de su alterada apariencia para parecerse a la versión zombie de la actriz Angelina Jolie. Su página de Instagram fue eliminada después de su arresto.

Instagram es el único medio social accesible en Irán, que ha prohibido Facebook, Twitter y el servicio de mensajería Telegram. Muchos iraníes lo usan para compartir noticias e información y hacer negocios.

Derafshan pidió a las autoridades iraníes que liberen a Khishvand y otros prisioneros detenidos por cargos no violentos.

“Queremos que las autoridades emitan una orden general para permitir que estos prisioneros sean liberados temporalmente. En ausencia de jueces que estén enfermos o no vayan a trabajar, esta es la única solución”, dijo.

En las últimas semanas, miles de prisioneros han sido liberados temporalmente en Irán en un esfuerzo por combatir la propagación del virus en las prisiones, donde hay superpoblación. Según informó un portavoz del poder judicial el mes pasado que los reclusos habían sido liberados bajo fianza luego de dar negativo por COVID-19.

Sin embargo, tal y como informa Radio Liberty, otros muchos permanecen en la cárcel, incluido el destacado abogado de derechos humanos Nasrin Sotoudeh, el activista de derechos humanos Narges Mohammadi y el empresario estadounidense-iraní Siamak Namazi.

En esta nota

Angelina Jolie Covid

Suscribite al boletín de Noticias

Recibe gratis las noticias más importantes diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain