No respetan las reglas: Cuatro jugadores del Arsenal rompen la cuarentena e incluso lo presumen en redes

La gente que los ha visto en la calle están molestos porque los futbolistas no respetan el confinamiento

David Luiz rompió la cuarentena.
David Luiz rompió la cuarentena.
Foto: Getty Images

El Arsenal está tomando cartas en el asunto sobre el comportamiento de cuatro de sus jugadores, quienes violaron las reglas durante la cuarentena por coronavirus.

Se ha informado que David Luiz, Granit Xhaka, Nicolás Pépé y Alexandre Lacazette han roto las pautas establecidas por el gobierno inglés y por el propio equipo.

El Arsenal confirmó a Sky Sports que todos los jugadores habían hablado sobre su comportamiento.

Pépé fue filmado disfrutando de una plática con amigos en un parque, mientras que Xhaka y Luiz se reunieron en otro luhar.

En otra parte, Lacazette fue visto hablando con un lavador de autos y sin respetar la sana distancia.

El marfileño Serge Aurier publicó un video de sí mismo, con una máscara, y Moussa Sissoko entrenando juntos, el clip fue eliminado rápidamente.

Nicolás Pépé, fue grabado jugando al fútbol con una docena de amigos en el norte de Londres, las imágenes fueron compartidas en WhatsApp.

Por su parte, el encuentro entre David Luiz y Xhaka ocurrió en una cancha de fútbol.

Un paseador de perros dijo a The Sun: “Lo estaban pasando muy bien, no les importaba nada en el mundo. ¿Por qué es una regla para ellos y otra para el resto de nosotros?”.

Mientras tanto, a Lacazette le lavaron su Audi en su camino de entrada el lunes.

Un transeúnte que vio al delantero dijo: “Me sorprendió verlos tan cerca. Seguramente conseguir que alguien limpie tu auto no puede clasificarse como algo esencial. ¿Por qué no pudo Lacazette haberlo hecho él mismo?”

Un portavoz del Arsenal le dijo a The Sun: “Gracias por informarnos sobre esto. Hablaremos con nuestros jugadores.”

El tabloide inglés confirmó que el Arsenal habló con los cuatro jugadores sobre su conducta.

Relacionado: 

Escándalo en la Premier League: un jugador saltó a la grada para pelear con un aficionado