Andrés Manuel López Obrador quiere destruir a México… ¿Te asustas?

El presidente Andrés Manuel López Obrador, es un comunista, socialista y amigo de Maduro y quiere destruir a México. Si estas declaraciones son falsas, eso es irrelevante, lo importante es que la gente se asuste y se lo crea.

Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México.
Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México.
Foto: Hector Vivas / Getty Images

¿Recuerdan las calificaciones de la Guerra Fría, cuando se acusaba a la gente o a los gobiernos de ser comunistas o socialistas? Con esos epítetos, Estados Unidos justificó después de la Segunda Guerra Mundial golpes de Estado, cambiar gobiernos, perseguir personas o inventarse guerras prácticamente a su antojo.

Bien, las mismas calificaciones son utilizadas hoy por algunos partidos o personas en México. Y lo que buscan, es simplemente que el segmento de la oligarquía nacional que representan regrese al poder.

Estos discursos vienen acompañados de un argumento cínico y falso. Lamentan la supuesta pérdida de libertades civiles. Y desafortunadamente en muchas ocasiones, aquellas audiencias que no tienen muy presente la historia y que no consideran la actual situación mundial, les creen. O sea, que en muchos casos los gritos de “comunistas, socialistas” todavía son efectivos. Y eso casi 30 años después de la desaparición de la Unión Soviética, con la que justificaban en aquel entonces su agresión.

Lo más peligroso de estas acusaciones es que vienen de gente preparada académicamente, de personajes conocidos y de profesionales. ¿Por qué? Porque se han vendido al poder, al conservadurismo falso. A un sector peligroso que está dispuesto a generar un conflicto interno en su propio país, si es que eso es lo que regresará al poder a la oligarquía de las que ellos viven y son pagados. Sin importarles el pueblo mismo.

Recientemente en la columna “La ‘otra’ oposición” del escritor Francisco Martín Moreno, no solo dijo que el Presidente Obrador quería destruir al país, sino que lo puso al mismo nivel de Fidel Castro y Nicolás Maduro para justificar su premisa de que solo Trump o EEUU, con un golpe de Estado puede detener a Obrador.

Lo irónico fue que en sus 650 palabras, el historiador en ningún momento utilizó la historia y explicó que una de las principales razones de que Cuba y Venezuela están en la situación que están es porque el gobierno estadounidense sigue aplicando contra dichos países sanciones de guerra. Organismos estadounidenses como Center for Economic and Policy Research (CEPR) han dicho que las sanciones en Venezuela han producido más de 40,000 muertes en un año. Y a Cuba la han mantenido en la pobreza extrema y sin opción de desarrollo desde el final de la Guerra Fría.

En el caso del golpe de Estado en Bolivia se calla el hecho de que ese país fue un ejemplo en América Latina por sacar más gente de la pobreza durante la presidencia de Evo Morales. Pero, ¿para qué sirve la historia si no ayuda a la causa de los golpistas? Es mejor decir que AMLO quiere destruir al país, que es socialista y comunista y que es mejor que lo saquen.

Para ellos, no importa si lo que publican es verdad, lo importante es convencer a un número suficiente de mexicanos para agregarlos a su causa y con la ayuda del dinero estadounidense, regresar al país a los años “gloriosos” del pasado para hacer del país, un México Grande otra Vez.

Agustín Durán es editor de la sección de Metro de La Opinión