El éxito de Don Shula fuera de las canchas: El emporio restaurantero que le dio un segundo aire a la vida del afamado entrenador

Tras su paso en la NFL dedicó los últimos años de su vida a fincar una cadena de restaurantes

El éxito de Don Shula fuera de las canchas: El emporio restaurantero que le dio un segundo aire a la vida del afamado entrenador
Además de triunfar en el fútbol americano, Don Shula también tuvo éxito en el negocio gastronómico.
Foto: JEFF HAYNES / AFP / Getty Images

Cuando Don Shula decidió jubilarse de los campos de fútbol americano en 1995 con los Dolphins de Miami después de más de 50 años dedicados a los emparrillados, las ocupaciones del aclamado entrenador en jefe no se convirtieron en el típico estilo de vida de un hombre jubilado y con solvencia económica, por el contrario, emprendió un nuevo camino que también le daría satisfacciones.

Algunos años antes de retirarse de la NFL, el coach Shula estuvo cocinando un nuevo proyecto de la mano con la familia Graham, cercana a la política y los medios de comunicación, el cual consideraba darle su apellido a un restaurante de carnes, idea que fue todo un éxito, las ventas se cuadruplicaron en el primer año y dio pie a una relación de negocios que se extiende hasta la actualidad como otro de los legados del entrenador en jefe con más triunfos en la historia de la Liga y quien falleció este lunes a los 90 años de edad.

La buena imagen que Don Shula construyó en décadas, particularmente en su faceta como estratega de los campos de fútbol americano, fue el complemento ideal para crear un entorno gastronómico familiar y ligado al entretenimiento deportivo que fue bien recibido por la comunidad de Florida y que pronto se expandió.

En la actualidad, el “Shula Restaurant Group”, administrado por su hijo mayor, Dave, cuenta con cinco marcas de restaurantes y más de 20 sucursales en seis entidades de los Estados Unidos, logro que fue sin duda otro touchdown en la vida del mítico entrenador.

Te recomendamos:

Dan Marino y su emotiva despedida de Don Shula: “Gracias por creer en mí”