Profesor de matemáticas entrega diariamente 150 menús de comida a familias pobres

Esta es una de las muchas historias de humanidad y actos de generosidad que se viven en medio de la tragedia del coronavirus

En el condado de Holmes, Mississippi, la actual pandemia de coronavirus plantea una amenaza más allá del COVID-19: el hambre.

Es uno de los condados más pobres de los Estados Unidos, según datos recientes de la Oficina del Censo de los Estados Unidos, con más del 33% de la población viviendo en la pobreza.

Cada niño en el Distrito Escolar de este condado se alimenta gracias a comidas escolares gratuitas. Es el el único alimento nutritivo que reciben algunos estudiantes, según le contó a People Jaleel King, un maestro de matemáticas de quinto grado en la Escuela Primaria Goodman-Pickens.

Cuando comenzó a conocerse la propagación de la pandemia, obligando a las escuelas a cerrar temporalmente sus puertas, King, de 27 años, supo que tenía que hacer algo y tomar las riendas de la situación para que estos niños no dejaran de comer.

De lunes a viernes, King conduce en un gran autobús escolar amarillo, entregando desayuno y almuerzo a los estudiantes, todo mientras enseña sus clases diarias en línea. Sus viajes son parte de un esfuerzo de todo el distrito para alimentar a los estudiantes: entregan 6,000 comidas al día en todo el condado, contando con una reserva de alimentos y una flota de 70 autobuses.