¿Es seguro comer huevos defectuosos, con manchas de sangre, claras turbias, manchas verdes y doble yema?

Es poco común, pero incluso puede darse el caso de que una gallina ponga un huevo sin yema

A medida que los huevos envejecen el agua en su interior se evapora a través de los poros de la cáscara y pierden peso.
A medida que los huevos envejecen el agua en su interior se evapora a través de los poros de la cáscara y pierden peso.
Foto: Myriam Zilles / Pixabay

Los huevos no siempre son perfectos, a veces tienen defectos tanto en su cáscara como en su interior y surgen las dudas si debemos comerlos o no. Aquí las respuestas:

Manchas de sangre

Estas pequeñas manchas no indican un huevo fertilizado.

Las manchas de sangre en el huevo se dan por la ruptura de vasos sanguíneos en el ovario u oviducto de la gallina, de acuerdo a The Poultry Site, puede deberse a diferentes causas, desde la iluminación, susto y disturbios, hasta encefalomielitis aviar.

Los huevos vendidos comercialmente pasan por un proceso para detectar imperfecciones dentro del huevo, aun así algunos huevos con manchas pueden pasar desapercibidos.

De acuerdo a la American Egg Board, tanto química como nutricionalmente, estos huevos sí son aptos para el consumo. Si lo deseas, quita la mancha con la punta de un cuchillo.

Claras de huevo turbias

Las claras turbias significan que el huevo es extremadamente fresco, de acuerdo al Egg Safety Center.

Manchas negras, verdes, rosas o iridiscentes dentro del huevo

Las manchas negras o verdes dentro del huevo, pueden ser el resultado de la contaminación bacteriana o fúngica del huevo. Cuando las manchas son color rosa, verde o iridiscente, pueden deberse al deterioro debido a las bacterias. Si encuentras estos colores no los comas.

Grietas en el cascarón

Las bacterias pueden ingresar a los huevos a través de grietas en la cáscara. El Servicio de Inspección y Seguridad Alimentaria recomienda:

Si los huevos se rompen en el camino a casa desde la tienda, pasa el contenido en un recipiente limpio, cubre bien, refrigera y úsalos dentro de 2 días.

Si los huevos se agrietan durante la cocción dura, son seguros. Recuerde que todos los huevos deben estar bien cocidos.

No compres huevos con grietas.

Yema doble

Los huevos de doble yema a menudo son producidos por gallinas jóvenes cuyos ciclos de producción de huevos aún no están completamente sincronizados.

A menudo también son producidos por gallinas que son lo suficientemente mayores como para producir huevos extra grandes.

No hay problema, puedes comerlo.

Aunque es raro, también puede darse otro defecto, el caso de que una gallina joven produzca un huevo sin yema.

Depósitos de calcio en cascarón

Las cáscaras de huevo pueden variar en forma y textura.

La cubierta está compuesta en un 94% carbonato de calcio (aproximadamente 94%) con pequeñas cantidades de carbonato de magnesio, fosfato de calcio y otras materias orgánicas, incluidas las proteínas.

Generalmente los productos con este defecto son separados y enviados a “breakers” que venden huevos líquidos o en polvo. Puede darse el caso que encuentres cascarones con depósitos si son huevos de un puesto de granja. No hay problema con consumir el interior.