La peligrosa propuesta de cheque de estímulo de $5,000

Es una trampa y una injusticia con los que han perdido ingresos

La peligrosa propuesta de cheque de estímulo de $5,000
Esta propuesta es un préstamo ligado a la pensión.
Foto: Chip Somodevilla / Getty Images

No todo lo que brilla es oro. El refrán hay que recircularlo en tiempos de estímulos económicos por coronavirus.

Una propuesta de pago de $5,000 dólares a los contribuyentes es debatida por expertos en finanzas públicas. La idea es de American Enterprise Institute y Hoover Institution, dos organizaciones a la derecha del espectro político, y que son escuchadas por la Casa Blanca.

Relacionado: IRS corregirá error que evita que el cheque de $1,200 llegue a algunas personas

El estímulo propuesto sería una especie de préstamo personal en lugar de un pago incondicional como el cheque de $1,200 aprobado a finales de marzo. La idea es que las personas solicitarían el pago voluntariamente a cambio de que sus pagos de beneficios de Seguro Social sean retrasados por hasta tres meses del momento en que se jubilen. Los solicitantes del préstamo de $5,000 pagarían entre 1% y 1.5% de interés hasta que llegue el momento de su retiro como trabajadores.

El dinero de los préstamos provendría del Fondo del Seguro Social. El pago de interés compensaría el dinero desembolsado en los estímulos, por lo que el gobierno no tendría que aumentar el deficit de la nación.

Relacionado: ¿Tendré que pagar el cheque de estímulo con mi reembolso de impuestos?

El experto Dan Caplinger, de The Motley Fool, dijo que la propuesta obliga a las personas a decidir entre sus necesidades inmediatas y su futuro financiero. El analista asegura que lo que se pretende es reducir el dinero que las personas reciben al jubilarse.

Los defensores del estímulo de $5,000 argumentan que no hay trampa porque se trata de algo voluntario, pero Caplinger estima que es “ingenuo” creer que muchos no aceptarían la propuesta en momentos de necesidad.

Richard Fiesta, director ejecutivo de Alliance for Retired Americans, rechazó la propuesta en un comunicado enviado a CNBC.

“Pedirle a los trabajadores estadounidenses que renuncien incluso un centavo de sus futuros beneficios del Seguro Social para sobrevivir a la crisis económica actual es una idea descabellada que dañaría a las familias en las próximas décadas”, dijo Fiesta.

La Casa Blanca no ha dado ninguna declaración oficial sobre esta propuesta.