Piden aclarar filtración fotográfica de los restos de Kobe Bryant

Las imágenes habrían sido compartidas por un oficial de policía en un restaurante de comida mexicana

El Inspector General Max Huntsman apunta que Alex Villanueva no ha colaborado en la investigación.
El Inspector General Max Huntsman apunta que Alex Villanueva no ha colaborado en la investigación.
Foto: MARK RALSTON / AFP / Getty Images

El sheriff de Los Ángeles Alex Villanueva libra una batalla interna en la que debe aclarar la presunta filtración de fotografías de los restos de Kobe Bryant, su hija Gianna y siete personas más, tras el accidente de helicóptero del pasado 26 de enero en Calabasas, California.

El Inspector General del Condado de Los Ángeles, Max Huntsman, ha solicitado la documentación relacionada a las acusaciones de encubrimiento por parte del sheriff Villanueva.

“Los documentos son relevantes para una investigación pendiente sobre las acusaciones de que el Sheriff dirigió la destrucción de pruebas y suprimió una investigación administrativa para evitar la publicidad negativa”, dijo el Inspector Huntsman en una carta esta semana al presidente de la Comisión de Supervisión Civil, según informó el diario LA Times.

Asimismo, Huntsman mencionó que Villanueva se había negado a proporcionar los registros y pidió que el tema se incluyera en el orden del día de la reunión de la comisión del 21 de mayo.

Hace unos días, la viuda de Kobe, Vanessa Bryant, presentó una demanda en contra el Departamento del Sheriff bajo el argumento de que no se había “investigado adecuadamente el alcance de la mala conducta de los oficiales”.

Vanessa Bryant afirma que Villanueva le aseguró personalmente que la escena del accidente estaría fuera de los límites de los paparazzi y fotógrafos; sin embargo, un oficial de policía presente en el lugar habría compartido las fotos en un restaurante bar de comida mexicana en Norwalk, además de sospechar que al menos ocho agentes habrían levantado imágenes del helicóptero siniestrado y los cuerpos de las víctimas.

Villanueva reconoció que ordenó a los agentes a eliminar las fotos, una medida que algunos dentro del departamento, así como los expertos jurídicos, dijeron que podría equivaler a la destrucción de pruebas.

Asimismo, Huntsman asegura que Villanueva se ha negado a entregar los registros pertinentes, incluidos los relativos a los teléfonos celulares utilizados para tomar o almacenar fotos y a los nombres de las personas que presuntamente estuvieron involucrados.

Te recomendamos:

Dan a conocer autopsia de las víctimas en el accidente de Kobe Bryant