8 razones para comer almendras todos los días

28 gramos de almendras al día incrementan tus niveles de energía, te ayudan a controlar el peso y cuidan tu corazón
8 razones para comer almendras todos los días
Foto: Kafeel Ahmed / Pexels

Las almendras son unas semillas, aunque la mayoría de las personas las considera nueces, son nativas del Mediterráneo, en inicio eran silvestres y posteriormente se empezaron a cultivar, y de eso tiene ya miles de años. En Jordania, los arqueólogos han encontrado evidencia de almendros domesticados que datan de unos 5,000 años.

Estas semillas son muy nutritivas, ricas en:

  • Vitamina E
  • Grasas monoinsaturadas
  • Fibra
  • Biotina
  • Minerales: calcio, fósforo, magnesio
  • Fitonutrientes, específicamente flavonoides, esteroles vegetales, ácidos fenólicos

Además de lo anterior, las almendras también aportan proteínas. Es por todo su contenido que ofrecen una serie de beneficios para la salud.

Ayudan a reducir el colesterol y mantener saludables tus arterias

Las almendras son ricas en grasa, pero es grasa no saturada, los esteroles vegetales que se contienen estas semillas pueden interferir con la absorción de colesterol y ácido biliar. También favorece el contenido de vitamina E, antioxidante que puede ayudar a detener el proceso de oxidación que hace que el colesterol obstruya las arterias.

Las lipoproteínas de baja densidad (LDL) o colesterol malo contribuye a formar la placa que tapa las arterias y que reduce la llegada oxígeno a tus tejidos.

Reducen la inflamación

Los fitonutrientes de las almendras favorecen el crecimiento de microbios intestinales beneficiosos. La ingesta general de nueces puede disminuir la inflamación, promover vasos sanguíneos sanos y reducir la resistencia a la insulina.

Es también por su alta concentración de tocoferol, un tipo de vitamina E que las almendras contribuyen a reducir la inflamación celular y así disminuir el riesgo de diversas enfermedades crónicas degenerativas y cáncer.

Ayudan a perder peso

Las almendras son bajas en carbohidratos pero altas en proteínas, grasas saludables y fibra. Te dan energía y brindan saciedad, lo que reduce la tentación de comer bocadillos y además favorecen al metabolismo.

Un estudio en 100 mujeres con sobrepeso encontró que las que consumían almendras perdieron más peso que las que siguieron una dieta libre de nueces.

Contribuyen a regular los niveles de azúcar en sangre

Gracias a su contenido de proteínas, fibra y grasas saludables, las almendras son perfectas para diabéticos. Además, contienen magnesio, la deficiencia de este mineral es común entre aquellos que tienen dificultades para controlar sus niveles de azúcar en la sangre.

Reducen riesgo de infartos

Investigaciones científicas refieren que la ingesta de almendras, nueces y cacahuates se asocia con un menor riesgo de enfermedad cardiovascular, cáncer total y mortalidad por todas las causas, y mortalidad por enfermedades respiratorias, diabetes e infecciones.

Favorecen la salud de tus huesos

Las almendras contribuyen a la salud de tus huesos gracias a su contenido en calcio, magnesio, manganeso, cobre, vitamina K, proteínas y zinc.

Antioxidantes

Por su contenido en vitamina E y otros antioxidantes ayudan a prevenir el daño oxidativo en el cuerpo. Este daño puede ocurrir cuando se acumulan demasiados radicales libres, lo que daña las células y conduce a diversas enfermedades y problemas de salud.

La ingesta de vitamina E está relacionada con menores tasas de enfermedad cardíaca, cáncer y enfermedad de Alzheimer.

Fuente de proteína no animal

Una onza (28.4 g) de almendras aporta 6 gramos de proteínas.

Sugerencia

Disfruta las almendras en lugar de bocadillos menos saludables. Complementa cereales, productos horneados, ensaladas, guisos con pescado y pollo.

Procura consumirlas con cáscara ya que es rica en antioxidantes.