Tras horas de vandalismo y caos, declaran estado de emergencia en el condado de Los Ángeles

El alcalde angelino Eric Garcetti pidió horas antes apoyo de la Guardia Nacional
Tras horas de vandalismo y caos, declaran estado de emergencia en el condado de Los Ángeles
Autos de la Policía arden durante los disturbios en el oeste de L.A.
Foto: MARK RALSTON/AFP / Getty Images

El gobernador de California, Gavin Newsom, declaró cerca de la medianoche estado de emergencia en el condado de Los Ángeles, debido al vandalismo desatado en diversas partes de Los Ángeles.

Eric Garcetti, alcalde angelino, había declarado horas antes toque de queda de 8:00 pm a 5:30 am en toda la ciudad de Los Ángeles, debido a los disturbios.

Esa decision antecedió el llamado de Garcetti por apoyo de la Guardia Nacional, una vez que los disturbios salieron de control en barrios del oeste de L.A.

Específicamente, una serie de saqueos en tiendas del centro comercial The Grove, en el distrito Fairfax, llevaron a Garcetti a la difícil y drástica decisión. El área de Fairfax fue el epicentro original de los disturbios del sábado.

La caseta de policía de The Grove fue incendiada. /EFE

Aproximadamente una hora después de extender el toque de queda, que en un principio se había anunciado solo para el centro de Los Ángeles, el alcalde pidió al gobernador Newsom apoyo de la Guardia Nacional, una posibilidad que Garcetti había señalado al escalar los disturbios.

El alcalde lamentó la situación al admitir que los disturbios por la muerte de George Floyd combinados con la pandemia del COVID-19 representan “el momento más pesado que haya experimentado como residente de Los Ángeles” al menos desde 1992.

Manifestantes en el área de la avenida Fairfax,  oeste de L.A. /EFE

La decisión tiene efectos secundarios, incluyendo el cierre de los centros de pruebas del coronavirus.

“Se suponía que este sería un fin de semana de apertura, y luego vimos el cierre de una vida en Minneapolis”, comentó Garcetti.

La madrugada del sábado se registraron cientos de arrestos por disturbios en el centro de Los Ángeles. Pero claramente la situación ha empeorado.