Leche entera podría protegerte contra la diabetes y la hipertensión

Dos porciones de lácteos enteros por día se asocian con 28% de menor riesgo de síndrome metabólico
Leche entera podría protegerte contra la diabetes y la hipertensión
Foto: PxHere
Foto: Pxhere

Los problemas de salud como la hipertensión y la diabetes van en aumento en Occidente, tan solo en Estados Unidos 34.2 millones de personas tienen diabetes (10.5% de la población), según datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Por ello son continuas las investigaciones que revelan más información para prevenir dichas enfermedades y ajustar la dieta.

Los lácteos no han escapado de las investigaciones, ya que son alimentos de gran consumo. Popularmente asociamos estos alimentos con el calcio, sobre todo la leche, pero además tienen grasa entera, vitaminas y minerales esenciales, incluidos calcio, magnesio, potasio, zinc, fósforo y vitaminas A, B-12 y riboflavina.

Grasa de lácteos

Un estudio epidemiológico internacional reveló que la mayor ingesta de lácteos enteros (no bajos en grasa) se asoció con una menor prevalencia de síndrome metabólico y una menor incidencia de hipertensión y diabetes.

El estudio incluye a individuos de 35 y 70 años de 21 países en los cinco continentes en el que se examinó la asociación de los lácteos con la hipertensión (en 57 547 individuos sin hipertensión) y la diabetes (en 131 481 individuos sin diabetes). La investigación fue publicada en la revista BMJ Open Diabetes Research & Care.

Entre los productos lácteos que se consideran estan la leche, el yogurt, el queso y los platos preparados con lácteos. No se incluye mantequilla ni crema, por no ser de consumo común en todos los países que involucró el estudio con un seguimiento promedio de 9 años.

¿Qué tanto consumir?

Las personas del estudio comían 179 gramos de lácteos por día, lo que equivale a poco menos que un vaso de leche o una taza de yogurt por día.

La investigación revela que al menos 2 porciones de lácteos enteros por día se asocian con 28% de menor riesgo de síndrome metabólico, comparado con una persona que no consume lácteos.

Los lácteos bajos en grasa no se asociaron con una reducción en el riesgo de síndrome metabólico.

El consumo de 2 porciones por día de cualquier producto lácteo también se asoció con un 11 a 12% menos de riesgo de tener diabetes y presión arterial alta.

De acuerdo a esta investigación, el consumo lácteos con grasa tiene un lado positivo. No en cantidades excesivas y dentro de una dieta equilibrada.