Bruce Lee: La corta pero increíble vida de uno de los grandes iconos del siglo XX

El máximo exponente y divulgador de las artes marciales, tuvo una vida fuera de serie

Bruce Lee: La corta pero increíble vida de uno de los grandes iconos del siglo XX
Bruce Lee, un ícono inmortal.
Foto: Getty Images

Bruce Lee, una de las figuras más icónicas del siglo XX fue un personaje sin igual que estuvo marcado con el signo de la grandeza desde el día de su nacimiento en noviembre de 1940, el año del Dragón.

La cadena deportiva ESPN presentará este domingo Be Water, un documental sobre uno de los deportistas más cinematográficos de la historia.

El máximo exponente y divulgador de las artes marciales vio La Luz en San Francisco pero se crío en Hong Kong, donde vivió una realidad cruda debido a la ocupación japonesa de 1942 a 1945 pero tuvo oportunidad de participar en algunas películas como niño actor.

Durante varios años Bruce asistió a una escuela de artes marciales, mejorando rápidamente su habilidad año tras año, hasta que regresó a Estados Unidos, a Seattle, a los 18 años.

Bruce se pagó sus estudios de filosofía en la Universidad de Washington trabajando en un restaurante chino como mesero y dando clases de “boxeo chino” lo que acabó siendo la clave del desarrollo de su estilo tan personal, conocido como Jeet Kune Do.

En 1963, Bruce se casó con Linda Emery, una de sus alumnas. Poco tiempo después abrió su propia escuela de artes marciales, un éxito instantáneo entre las celebridades y una acción que le generó una gran enemistad con la comunidad China de San Francisco que -supuestamente- se negaba a que él enseñara Kung Fu a los occidentales.

Un año después, luego de varias demostraciones muy impresionantes de Kempo Karate por todo Estados Unidos un productor de televisión le echó el ojo y lo firmó de inmediato para hacer el papel de Kato en la serie de televisión El avión verde.

A partir de ahí, el éxito no paró para Bruce Lee: protagonizó 5 películas y prácticamente creó un genero propio que incluso en estos días sigue sumando seguidores todos los días. En 1972 protagonizó y produjo la que muchos reconocen como su obra maestra: The Way of The Dragón.

En 1973 Bruce protagonizó la película que lo haría inmortal: Operación Dragón, sin embargo, nunca pudo ver el estreno. En julio de ese año, en el pináculo de su éxito cinematográfico, Bruce Lee murió en condiciones extrañísimas por una inflamación cerebral, un hecho que ha levantado suspicacias desde entonces

Bruce le presentó al mundo occidental una nueva visión de las artes marciales y creó un gran interés en cientos de miles de personas; una disciplina que conjuga cuerpo y espíritu y un legado eterno del “Pequeño Dragón”.