Científico intoxicado por gases en excrementos de pingüinos: “fue como si me hubiera drogado”

El efecto de inhalar el óxido que emiten las heces de pingüinos es equivalente al efectos de algunas drogas

Científico intoxicado por gases en excrementos de pingüinos: “fue como si me hubiera drogado”
Foto: Shutterstock

La contaminación por óxido nitroso no es motivo de risa, advierten los científicos, quienes señalan que es un importante gas de efecto invernadero.

Según informa Sky News científicos han informado de que el óxido nitroso emitido por el excremento de pingüino es tan alto que realmente los enfermó.

Los niveles de óxido nitroso, más comúnmente conocido como gas hilarante, emitido por las heces de una colonia de pingüinos era aproximadamente 100 veces mayor que en un campo fertilizado.

En un estudio realizado en Dinamarca, el profesor Bo Elberling, de la Universidad de Copenhague, afirma que una cantidad semejante, tan  intensa de óxido nitroso exhumada fue suficiente para que alguien enfermera y “perdiera la cabeza”

“Es realmente intenso, sobre todo porque el óxido nitroso es 300 veces más contaminante que el CO2. Después de husmear en el guano (el término dado al excremento de las aves marinas y los murciélagos) durante varias horas, uno se vuelve completamente loco. Uno comienza a sentirse enfermo y a tener dolor de cabeza”, explicó.

El nitrógeno en el óxido nitroso exhumado por el excremento de pingüino proviene de la dieta de peces y krill de las aves marinas, que ellos mismos comen en el fitoplancton en el océano.

Cuando se excretan, las bacterias del suelo convierten el excremento en óxido nitroso, que desafortunadamente es un gas de efecto invernadero.

El óxido nitroso es usado como una droga recreativa

El profesor Elberling afirma que está claro que el nivel de óxido nitroso es muy alto en lugares donde hay pingüinos, y por lo tanto guano.

Señaló que el estudio realizado tenía mucha relevancia para la agricultura danesa, que utiliza fertilizantes nitrogenados y por lo tanto emite grandes cantidades de óxido nitroso.

“Una de las cosas que podemos aprender, por ejemplo, es cómo y cuándo fertilizar con respecto a las condiciones óptimas para que las bacterias del suelo produzcan óxido nitroso”, agregó.