La mujer más operada del mundo sorprende compartiendo fotos de cómo lucía antes

Tras múltiples operaciones, define la mejor cirugía como la que no se aprecia

Cindy Jackson se ha sometido a 47 intervenciones cosméticas, algo que le valió el récord mundial Guinness por la mayor cantidad de operaciones de estética en la historia.

Ahora, si vuelve a operarse, admite que no lo revelará porque quiere alejarse de esas estadísticas.

Desde 1987, Cindy, que es estadounidense pero ahora vive en Londres, se ha sometido a más de 14 operaciones importantes, que incluyen tres estiramientos faciales, dos operaciones de nariz, implantes y reducciones de mentón.

A eso hay que suma otros procedimientos no quirúrgicos, que incluyen peelings químicos y maquillaje semipermanente.

https://www.instagram.com/p/B9RJI7KHsWE/?utm_source=ig_embed

Cindy, que ahora tiene más de 60 años, explicó que desafortunadamente la gente ve los eventos del récord mundial Guinness como un “espectáculo extraño”, y dice que ahora se siente que no pertenece allí.

Desde que me dieron el récord mundial, me he sometido a un estiramiento de cuello, algunos ajustes y docenas de otros procedimientos no quirúrgicos. No puedo recordarlos todos. Es como preguntarle a alguien si sabe cuántos cortes de pelo ha hecho en los últimos 30 años.

He decidido que no los registraré oficialmente porque estoy harta de ser conocida como una muñeca Barbie. No quiero participar en una competencia así“, contó a The Mirror.

https://www.instagram.com/p/B6Ytvsbnlxg/

Ella afirma que siempre quiso un aspecto natural. Sobre si es cierto o no la cirugía crea adicción responde que no lo sabe. Ella solo quiere cuidarse.

“Para mí, la cirugía que no es lo más natural posible es un fracaso “, admite.

Cindy ha usado su experiencia en cirugía estética para establecer su propio negocio para ayudar a otros a formar una opinión sobre lo que es pasar por el bisturí. Lo puedes mirar en su página web.

Su declaración de misión dice: “Ayudar a otros a lograr resultados naturalmente hermosos es lo que quiero, ya sea que se trate de una superestrella o simplemente alguien normal”.