Maravillosa pomada natural casera de sólo 3 ingredientes para aliviar el dolor muscular

Si sufres constantemente de dolores musculares y padecimientos en las articulaciones esta pomada casera de aceite de oliva, romero y sal del Himalaya, será el mejor aliado natural para combatir la inflamación y el dolor
Maravillosa pomada natural casera de sólo 3 ingredientes para aliviar el dolor muscular
Crear tus remedios caseros y naturales es un gran aliado para evitar los efectos secundarios de la ingesta de medicamentos contra el dolor e inflamación.
Foto: Getty Images

Hoy en día estamos demasiado acostumbrados a resolver cualquier dolencia abriendo un frasco de analgésicos y a pesar de que la mayoría de los medicamentos de venta libre, son considerados como una buena opción en cuestiones de seguridad y presupuesto; en los últimos años mucho se ha hablado sobre los riesgos que causan medicamentos como el paracetamol, el ibuprofeno y el naproxeno. Diversos estudios han comprobado que el uso prolongado de dichas sustancias se puede asociar con insuficiencia hepática, complicaciones cardíacas, derrames cerebrales, sangrado estomacal y úlceras. 

Todo en exceso es malo y cada medicamento tiene sus respectivos efectos secundarios, sin embargo uno de los que más preocupa a médicos especialistas es la resistencia que genera el cuerpo ante los mismos; es decir entre más los consumes se vuelven menos efectivos.

Normalmente este tipo de medicamentos son consumidos por la sociedad con dos objetivos: combatir el dolor y eliminar la inflamación, la buena noticia es que estos se puede lograr a través de maravillosas alternativas naturales. La herbolaria y la medicina natural pone a nuestro alcance una amplia gama de ingredientes 100% naturales que se destacan por sus beneficios terapéuticos y medicinales.

Si sufres constantemente de dolores musculares o complicaciones en articulaciones, que pueden ser derivadas de alguna lesión o condiciones como la artritis y gota, esta pomada es una gran opción casera para evitar el consumo innecesario de medicamentos con efectos secundarios. Es muy fácil de hacer, almacenar y al aplicarse tópicamente actúa directamente en el área afectada.

¿Qué ingredientes contiene?

La pomada contra el dolor e inflamación se compone de tres ingredientes que se destacan por sus maravillosos beneficios curativos: el aceite de oliva extra virgen, el romero y la sal del Himalaya (también se puede sustituir por sales Epsom).

Aceite de oliva: Es sumamente valorado por sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, diversas investigaciones han comprobado que estos beneficios en gran parte se deben a una sustancia llamada oleocantal que funciona de manera muy similar a los medicamentos antiinflamatorios, pero sin los efectos secundarios y se ha comprobado su capacidad de inhibir la actividad inflamatoria, que detiene la acción de los mensajeros químicos que causan el dolor.

Aceite esencial de romero: El romero es considerada una de las hierbas medicinales más populares en la fitoterapia, esto se debe a su extraordinario contenido en principios activos que le confieren un aroma único y una larga lista de propiedades entre las que se destacan sus beneficios antisépticos, analgésicos y antiinflamatorios. Es poderoso y ya sea inhalado o aplicado directamente en la piel es un gran aliado para combatir el dolor y la inflamación.

Sal marina del Himalaya: Se trata de un ingrediente exótico que es considerado uno de los más antiguos del mundo y que es considerada una de las mejores opciones para sazonar los alimentos, esto se debe a que no se deriva de un procesamiento en el cual es yodada y blanqueada. Su riqueza en minerales en especial magnesio, la vuelve un maravilloso elemento contra el dolor muscular y articular. Cuando se disuelve en un líquido como es el caso del aceite de oliva, penetra en la piel para curar los músculos los tejidos blandos, fortalece los huesos y esto contribuye favorablemente en sentir menos molestias y sobre todo dolor.

¿Cómo elaborar la pomada de romero?

Necesitarás:

  • 300 ml de aceite de oliva extra virgen
  • 10 cucharadas soperas de sal del Himalaya
  • 10 gotas de aceite esencial de romero
  • Frasco para pomada con tapa hermética

Paso a paso:

  1. En un tazón hondo mezcla el aceite de oliva, el aceite esencial de romero y la sal del Himalaya.
  2. Cuando obtengas una pasta suave y tersa colócala en el recipiente y cierra bien.
  3. Almacena en un lugar fresco y seco por 48 horas, antes del primer uso.
  4. Aplica la pomada directamente en las áreas dolorosas, realiza un suave masaje y permite que se absorba. También puedes dejarla actuar por la noche y cubrir con una venda o paño limpio.
  5. Esta pomada natural es una grandiosa alternativa para casos de dolor muscular, articular, gota, artritis, lesiones o después de realizar extenuante actividad física.