El alcalde de Miami participa en dos fiestas ilegales en un bar cuando hay récord de contagios por coronavirus

La ley del condado remarca que no se pueden llenar más del 50 por ciento de la capacidad y que no puede haber entretenimiento

El alcalde de Miami Francis Suárez en una captura de video publicado en redes sociales.
El alcalde de Miami Francis Suárez en una captura de video publicado en redes sociales.
Foto: Francis Suárez / Cortesía

El alcalde de la ciudad de Miami, Francis Suárez, participó en, por lo menos, dos fiestas ilegales en un bar de la ciudad al tiempo que los casos por coronavirus en el estado siguen subiendo y se pronostica que se convierta en el próximo epicentro de la pandemia.

Suárez, que durante varias semanas se ha encargado de pedir a la población que respeten las normas, es el primero que no ha hecho caso y no le ha importado ir a las fiestas ilegales “Jueves de Pasarela” en el restaurante y bar “Swan”, propiedad del cantante Pharrell y el empresario Dave Grutman.

Te puede interesar: Monta una fiesta en un apartamento de Miami y luego se va a dar de comer a desamparados sin guantes ni mascarilla

Las medidas adoptadas por el condado de Miami-Dade dicen que solo pueden abrir los restaurantes para servir comida, que los bares deben permanecer cerrados y que no se puede ofrecer entretenimiento.

Te puede interesar: Las veces que Francis Suárez, el alcalde de Miami, ha incumplido la ley para irse de fiesta en la crisis del coronavirus

La denuncia la dio a conocer la cadena Univision. 

El político, que estuvo varias semanas en cuarentena tras contagiarse de coronavirus, vivió en primera persona como cientos de personas, juntas y sin respetar la distancia social, disfrutaban de una noche de fiesta. El local también incumplía la norma ya que, según las imágenes, se ve que se supera el aforo en más del 50 por ciento.

Te puede interesar: Gente de Zona ignora la polémica que generó Francis Suárez tras la cancelación de su show en Miami

El alcalde, que también estaba que un oficial de policía no se ha pronunciado al respecto. Ni siquiera ha subido fotos de esa noche en su cuenta de Instagram, donde suele publicitar todo lo que hace.

Sin embargo, la ciudad ha enviado un equipo al restaurante. El alcalde del condado, Carlos Giménez, advirtió que habrá mano dura a los negocios que incumplan la ley. “La policía y otros oficiales ya no van a perdonar con avisos, les van a cerrar sus negocios”.