Qué frutas pueden comer los diabéticos

La alimentación juega un papel fundamental en el control de la diabetes. Las frutas son un maravilloso aliado nutricional, cargadas de antioxidantes, vitaminas y fibra, conoce las variantes con menor índice glucémico

Las frutas son esenciales en cualquier dieta saludable, fortalecen al sistema inmune y benefician la salud digestiva e intestinal.
Las frutas son esenciales en cualquier dieta saludable, fortalecen al sistema inmune y benefician la salud digestiva e intestinal.
Foto: Shutterstock

La diabetes es una de las enfermedades crónico degenerativas más preocupantes para la salud, se origina cuando el páncreas no sintetiza la cantidad de insulina que necesita el cuerpo; se presenta a través de los altos niveles de glucosa, la cual obtenemos mediante los alimentos que consumimos. Con el tiempo los niveles excesivos de glucosa en la sangre tienden a derivarse en problemas serios de salud, como es el caso de las enfermedades cardíacas, daños en los ojos, afectaciones en los nervios y los riñones. Una alimentación controlada y equilibrada es uno de los aspectos más fundamentales en el control de la diabetes, es la mejor herramienta para mantener los niveles de azúcar en la sangre a un nivel adecuado, ya que controlando la glucemia se pueden prevenir las complicaciones de la diabetes.

Existen recomendaciones básicas en la dieta diabética, entre las cuales se encuentra en primer lugar limitar el consumo de alimentos ricos en azúcar, comer pequeñas porciones de alimentos a lo largo del día, prestar atención con el consumo de carbohidratos, consumir abundantes alimentos integrales como es el caso de frutas y verduras, comer menos grasas, evitar el exceso de sal y limitar el consumo de alcohol. 

Debido a que las frutas son un carbohidrato y se destacan por su contenido en fructosa, han surgido varios mitos en torno a su consumo y sus efectos en la población diabética. Lo primero que es importante señalar es que el consumo de frutas es necesario e indispensable para todo ser humano, esto se debe a que son una magnífica fuente de nutrientes entre los que se destacan vitaminas, minerales y fibra. Son igual de fundamentales en la alimentación diabética, únicamente que se deberá poner mayor atención en moderar las porciones y sobre todo elegir aquellas variantes que causan menos alteraciones en los niveles de glucosa.

Es cierto que cada persona con diabetes responde de manera diferente a los alimentos y este probablemente es uno de los temas más difíciles, sin embargo en lo que a frutas se refiere según las indicaciones establecidas por la Asociación de la Diabetes es recomendable evitar el consumo de todo tipo de jugos y optar por la ingesta de frutas enteras y limitar su consumo a no más de 2 o 3 frutas por día (1 porción=15 gramos de carbohidratos). También es una buena recomendación asociar el fruto con la proteína o incluirlos en la comida como parte de la opción de carbohidratos y sobre todo evitar el consumo de frutas muy maduras. 

Existen frutas que se destacan por tener un índice glucémico más bajo y esas variantes son las más indicadas para la dieta de diabéticos, conoce las 5 frutas más recomendadas por especialistas en medicina y nutrición.

Las mejores frutas en la dieta diabética:

1. Fresas

La familia de los frutos rojos o del bosque pertenecen a la lista de los superalimentos para prevenir, mejorar y combatir la diabetes, esto se debe a que están llenas de antioxidantes, vitaminas y fibra, son ligeras bajas en calorías y también de índice glucémico bajo. Todas las variantes aportan diferentes beneficios, sin embargo las fresas llaman especialmente la atención por su grandioso contenido en vitaminas A, C y E que las vuelve un extraordinario aliado para fortalecer al sistema inmunológico y tienen la genialidad de no causar picos de glucosa. Son ligeras, saciantes y versátiles, 100 gramos de fresas brindan 33 calorías y 8 gramos de carbohidratos, son una joya en la alimentación diabética.

Fresas. /Foto: Shutterstock

2. Duraznos

Entre las grandes cualidades de los duraznos se encuentra su maravillosa riqueza mineral en importantes nutrientes como el potasio, que regula la tensión arterial; el fósforo, que resulta fundamental para el sistema nervioso y el cerebro, y también en magnesio, que contribuye a prevenir los estados de cansancio, ansiedad y estrés. Entre sus más destacados beneficios para la diabetes, se encuentra su alto contenido en fibra lo que beneficia directamente los niveles de glucosa en sangre; también llaman especialmente la atención por su contenido en Vitamina A, B1, B2 y C, se distinguen por ser una gran fuente de carotenoides y flavonoles. Se trata de una fruta que anuncia la llegada del verano, son jugosos y delicados ideales para integrar en todo tipo de recetas frescas y ligeras, lo mejor de todo es que 1 durazno aporta únicamente 17 calorías y 4 gramos de carbohidratos ¡Son una gran opción para los diabéticos!

duraznos
Duraznos./Foto: Shutterstock

3. Manzanas

Todo lo bueno se encuentra en las manzanas, se trata de uno de los alimentos más saludables que existen. No en vano se dice que una manzana al día del médico te librará, entre sus beneficios para la alimentación en diabéticos se encuentra su alto contenido en fibra, que ayuda a mejorar la absorción del azúcar en la sangre. Su lista de bondades es larga en gran parte gracias a su contenido en pectina (un tipo de fibra) se relaciona como un gran aliado para reducir los altos niveles de colesterol y azúcar en la sangre, es efectiva para prevenir enfermedades cardiovasculares y un gran aliado de la salud digestiva. La recomendación es consumir las manzanas con su cáscara, ya que aloja grandes cualidades nutricionales y sobre todo un gran valor antioxidante. Una manzana mediana aporta 77 calorías y 21 gramos de carbohidratos, son accesibles, fáciles de consumir e integrar en las recetas y el mejor snack. 

Las manzanas fueron enviadas entre el 16 y 21 de octubre.
Manzanas. /Foto: Pixabay

4. Peras

Las peras son una fruta que en muchas ocasiones pasa desapercibida, sin embargo su tenue y perfumado sabor brinda maravillosas bondades nutricionales que benefician los niveles de azúcar en la sangre. Esto se debe a su grandioso contenido en fibra y su extraordinario aporte en vitaminas A, B1, B2, B3, C, E y K, es rica en ácido fólico, cobre, fósforo, potasio, boro, calcio, hierro, magnesio, sodio y azufre. A la vez es un gran aliado para potenciar y fortalecer al sistema inmunológico, esto se debe en gran parte a su contenido en vitamina C que estimula la actividad y producción de los glóbulos blancos en la sangre. También son ricas en antioxidantes y flavonoides que le confieren grandes propiedades antiinflamatorias, que mejoran el estado de salud combatiendo todo tipo de inflamaciones crónicas. Su suave sabor es perfecto para integrarse en una gran variedad de platillos le va bien a la avena, como acompañante de cereales integrales, yogurt y es un gran ingrediente para llenar de personalidad ensaladas. 

Peras. /Foto: Shutterstock

5. Kiwi

El kiwi es una fruta exótica que se identifica fácilmente por su cáscara marrón, que esconde una fruta verde intenso llena de beneficios nutricionales y medicinales. Entre las grandes cualidades del kiwi se encuentra su maravilloso poder antioxidante, que se complementa con su extraordinario contenido en potasio, fibra y vitamina C. Es considerado uno de los grandes aliados del sistema inmune, combate la anemia, beneficia el proceso de digestión y la salud intestinal, es extraordinario para adelgazar y eliminar la retención de líquidos y fortalece los huesos. Entre sus grandes genialidades encuentra su bajo contenido en calorías, un kiwi grande aporta 56 calorías y 13 gramos de carbohidratos, es de bajo índice glucémico por lo tanto una buena alternativa para la dieta diabética.

Kiwi. /Foto: Wikimedia Commons