Torneo sin protecciones, con abrazos y hasta fiestas: la irresponsabilidad de Djokovic que arruinó el regreso del tenis

El tenista número uno del mundo se convirtió en una vergüenza mundial al provocar varios contagios
Torneo sin protecciones, con abrazos y hasta fiestas: la irresponsabilidad de Djokovic que arruinó el regreso del tenis
El serbio Novak Djokovic.
Foto: EFE

Novak Djokovic, el mejor tenista del mundo, ya pidió disculpas por las consecuencias causadas en su torneo, el Adria Tour, que provocó varios contagios por coronavirus, entre ellos el propio jugador serbio y su mujer, el búlgaro Grigor Dimitrov o el croata Borna Coric e incluso Nikola Jokic, jugador de la NBA que también asistió al evento.

Djokovic hizo pública una carta en las redes sociales en las que reconocía padecer el coronavirus, y en el que mostró su pesar por “el daño provocado por el torneo”. Sin embargo, el daño está hecho y la irresponsabilidad de “Nole” fue tan absurda que raya en lo sospechoso.

Djokovic se ha mostrado desde el principio escéptico de las medidas sanitarias e incluso renuente a la vacuna del COVID-19.

El serbio, número uno del tenis mundial ha arruinado todos los planes de la ATP luego de organizar un torneo en beneficio de la pandemia pero prácticamente sin ningún tipo de protocolo sanitario que evite el contagio; las gradas se llenaron, los jugadores se abrazaron, hubo fiestas y todo como si nada…

hasta que todos resultaron contagiados.

Grigor Dimitrov, Borna Coric y Viktor Troicki resultaron contagiados. También un técnico de Djokovic y la esposa de Troicki, que está embarazada.

“Nole” podrá perdón mil veces a través de sus redes sociales, pero este torneo parece incluso una provocación al contagio.