Más de 2 millones reclaman investigar la muerte de un afroamericano detenido por la policía en Colorado

El afroamericano Elijah McClain murió durante una detención policial en Colorado el año pasado, en un caso similar al de George Floyd. Ahora millones piden que se investigue su muerte

Más de 2 millones reclaman investigar la muerte de un afroamericano detenido por la policía en Colorado
Foto: ETIENNE LAURENT / EFE

DENVER, Colorado – Más de dos millones de personas han firmado hasta este miércoles una petición en línea para que se reabra el caso de Elijah McClain, un afroamericano de 23 años que falleció de un ataque cardíaco luego de que policías de Aurora, en Colorado, lo inmovilizasen por unos 15 minutos.

Los 2.1 millones de firmantes del petitorio colgado en la plataforma de internet Change.org solicitan que la ciudad de Aurora, al este de la capital Denver, y las autoridades del Condado de Adams reabran las investigaciones y hagan un análisis “más profundo” de la acción de los agentes que derivaron en la muerte de McClain el 24 de agosto de 2019.

Según reportes de la Policía, los efectivos inmovilizaron a McClain por unos 15 minutos y cuando finalmente llegaron los paramédicos a asistirlo, sólo le dieron un sedante.

El incidente se inició cuando un residente de Aurora llamó a la Policía para reportar a un hombre sospechoso que caminaba por el vecindario con una máscara de esquí.

Los policías le ordenaron a McClain detenerse y ante la negativa, usaron la técnica de estrangulamiento por un cuarto de hora. Como el joven se resistía, los agentes pidieron la intervención de paramédicos para sedarlo, por lo que McClain recibió una dosis de ketamina que le detuvo el corazón y lo dejó en coma, falleciendo poco después en un hospital local.

Debido a que la autopsia no pudo revelar si la muerte de McClain fue intencional, accidental o por causas naturales, los oficiales involucrados en el incidente nunca fueron acusados aunque el jefe de la Policía de Aurora renunció, sin aun ser reemplazado.

La muerte del joven llevó a cambios en los procedimientos para identificar sospechosos y a la prohibición del uso de maniobras de estrangulamiento.

Mari Newman, abogada de la familia McClain, dijo que mientras estaba sujetado el joven dijo varias veces “No puedo respirar”, las mismas palabras que usó George Floyd, el afroamericano de 46 años que murió el 25 de mayo a manos de un agente policial de Minneapolis (Minnesota), que lo sujetó con una pierna en su cuello por casi nueve minutos.

La muerte de Floyd generó protestas a nivel nacional e internacional, y a reformas en varias dependencias policiales en el país.

Newman dijo que la conciencia sobre la actitud de la policía hacia los afroamericanos puede permitir que se reabran las investigaciones y “se haga justicia” para McClain.

El afroamericano es recordado por su familia como una persona “asombroso y hermosa” que tocaba el violín, ayudaba en un albergue de animales y trabajaba como terapista de masajes, según se lee en el pedido en línea.

Debido a que era anémico, debía usar una máscara para mantener el calor corporal.

“(McClain) estaba en el piso vomitando, rogando, diciendo que no podía respirar. Y uno de los oficiales le dijo que si se movía una vez más llamaría a un perro para que lo mordiese”, expresó Newman.

“Los oficiales en la escena fueron suspendidos temporalmente, pero ya están trabajando y no enfrentan cargos. Exigimos que esos oficiales sean suspendidos hasta que se complete una profunda investigación”, agregó.