Tipos de ejercicios isométricos que puedes realizar en casa

Los ejercicios isométricos pueden hacerse con relativa facilidad en el hogar

Tipos de ejercicios isométricos que puedes realizar en casa
Foto: Shutterstock
Foto: Shutterstock

Este período de confinamiento puede serte útil para atender tu estado físico, incluso aunque no puedas salir de tu casa. Los ejercicios isométricos serán aliados a tomar en cuenta, y si quieres conocerlos a mayor profundidad, aquí te hablamos sobre ellos.

¿Qué son los ejercicios isométricos?

Según el portal Tu Gimnasio en Casa, los ejercicios isométricos son aquellos que consisten en ejercer una fuerza de resistencia a partir de mantener la tensión muscular por un periodo determinado de tiempo, que puede ser de segundos o minutos.

El tiempo puede ser incrementado para ejercer un mayor grado de resistencia, lo cual es muy útil cuando un lapso inferior ya no es una exigencia física que promueva el desarrollo de los músculos.

Los músculos se tensionan y se activan las placas motoras cuando ejercemos fuerza isométrica. Los músculos principales se fatigan cuando mantenemos la resistencia por un tiempo, y requieren que desarrollemos fibra muscular y músculos secundarios para seguir soportando.

Tipos de ejercicios isométricos

Es posible clasificar los ejercicios isométricos en dos tipos principales: pasivos y activos. Detallaremos ambos a continuación.

Isométricos pasivos

En los isométricos pasivos, el cuerpo tiene que ejercer tensión muscular para aguantar una posición durante un periodo de tiempo. Estos ejercicios son pasivos porque no estamos moviendo ningún elemento, sino que nos concentramos en mantener una posición fija.

Estos ejercicios están basados en fortalecer la musculatura y desarrollar resistencia, por lo que son útiles para ganar fuerza y resistencia muscular. Ejemplos de isométricos pasivos son las sentadillas, planchas, elevación lateral con mancuernas, y otros.

ejercicio
Foto: Shutterstock

Isométricos activos

En los ejercicios activos hay un esfuerzo voluntario para mover un elemento, sea una pared, una barra pesada, o cualquier otro objeto. Estos ejercicios son indicados si lo que quieres es ganar masa muscular e incrementar tu fuerza.

El levantamiento de pesas es un ejemplo clásico de ejercicio isométrico, y uno, además, que puedes hacer fácilmente en tu casa sin tener que contar con una pesa en toda regla.

La combinación de ejercicios isométricos de manera que tu salud no salga perjudicada es lo mejor que puedes hacer para repercutir positivamente en tus aptitudes físicas. Esto es más fácil si cuentas con el apoyo de un entrenador personal.