Cómo datos de empleo pueden avanzar si habrá o no estímulo económico. Y dónde encontrarlos

La evolución de la crisis sanitarias y las encuestas sobre las elecciones presidenciales también ayudarían a hacerse una idea sobre esta decisión
Cómo datos de empleo pueden avanzar si habrá o no estímulo económico. Y dónde encontrarlos
Enviar más dinero a los contribuyentes podría convenir electoralmente a Trump.
Foto: OLIVIER DOULIERY / AFP / Getty Images

Datos como los del empleo o los de las reaperturas de los estados serán cruciales para que legisladores de ambas cámaras y el propio presidente Donald Trump apuesten o no por una segunda ronda de pagos de estímulo económico por coronavirus. Pero no solo los políticos tienen acceso a esos datos, todo el mundo puede consultarlos según van saliendo para hacerse una idea de los pasos que se tomarán en esta materia vital para muchas familias de Estados Unidos.

La tasa de desempleo bajó el mes pasado a un 13.3% respecto al 14.7% de abril. Próximamente, como se puede consultar en el calendario del departamento de Trabajo, se sabrán los datos de junio. Semanalmente, dicho departamento publica las cifras oficiales de desempleo de la semana anterior.

Por ejemplo, en la semana que terminó el 20 de junio casi 1.5 millones de personas había perdido su trabajo. Este dato laboral está lejos de ser el peor de la pandemia pero la tendencia del empleo se ha mantenido a la baja y, de continuar así, podría ser un motivo de peso para que el Congreso se decidiera definitivamente por enviar un segundo cheque a los contribuyentes.

A esto hay que, a medida que los estados empezaron a reabrir, -algunas con más prisa que otros- los registros de nuevos casos empezaron a aumentar y a día de hoy algunos de los estados más poblados como California, Texas y Florida han comenzado a ver importantes incrementos diarios de contagios confirmados. Y los gobernadores se han visto obligados a pausar sus procesos de reapertura o incluso a ordenar cierres parciales. Esto provocará con casi total seguridad otra desaceleración económica.

De hecho los líderes políticos ya han empezado a cambiar su discurso respecto a meses anteriores, cuando pronosticaban que todo mejoraría pronto. El propio presidente Donald Trump aseguró que el siguiente paquete de estímulo sería “muy generoso” y adelantó que anunciaría en las próximas semanas y con un acuerdo bipartidista. En privado el mandatario estaría apoyando el envío de un nuevo pago, que también podrían ayudarle con su reelección este otoño.