¿Por qué ponerle huesos al caldo de pollo?

Agregar un poco de vinagre al agua ayuda a que los huesos liberen sus nutrientes
¿Por qué ponerle huesos al caldo de pollo?
Foto: shutterstock

Si tu abuela o tu mamá te dijeron que la sopa o el caldo con pollo podían reconfortarte y hasta curarte de algunos malestares que te aquejaban, estaban en lo cierto.

El caldo puede ayudar a disminuir el dolor y la inflamación, dormir mejor y favorecer tu digestión.

El agregar piezas con huesos ya sea de res, pollo o pescado, ya que son ricas en nutrientes, enriquecen más al caldo. Además de proteínas, aportan vitaminas y minerales, como calcio, magnesio y fósforo. Al cocinarse a fuego lento los nutrientes van a parar al agua en la que están cociéndose.

Salud intestinal

El caldo de huesos contiene aminoácido llamado glutamina. La glutamina ayuda a sanar la barrera intestinal y además es antiinflamatoria.

Colágeno

El caldo con huesos proporciona gelatina la cual contiene colágeno, que es uno de los materiales que forman el cartílago y los huesos.

Si bien al consumirse el colágeno, los aminoácidos que lo conforman se fragmentan, se convierten en proteínas.

Al consumir también otros nutrientes como vitamina C, zinc, magnesio y cobre, se ayuda a que nuestro cuerpo sintetice colágeno.

Para el dolor de articulaciones

La investigación preliminar indica que la gelatina podría aliviar el dolor y mejorar el funcionamiento de las articulaciones en personas con osteoartritis. Como lo han revelado estudios con suplementos de colágeno del cartílago del esternón de pollo.

Dormir mejor

La glicina es otro aminoácido presente en el caldo de huesos. Se ha utilizado la glicina como una opción terapéutica para mejorar la calidad del sueño, es decir, dormir mejor.

Algunas investigaciones señalan que la glicina promueve el sueño al modular la termorregulación y los ritmos circadianos.

Controlar el peso

El caldo con huesos contiene más proteínas que un caldo de pollo sin ellos.

El alto contenido de proteínas da más saciedad, ayuda a sentirte lleno por más tiempo y sin consumir tantas calorías.

Recomendaciones

Agregar un poco de vinagre al agua ayuda a que los huesos liberen sus nutrientes, así como a descomponer otros tejidos en el agua.

Lo recomendable es también incorporar vegetales al caldo para hacerlo aún más nutritivo.