Aprende a preparar helado de aceite de oliva, la tendencia más irresistible y saludable del verano

El helado de aceite de oliva ya es considerado una popular tendencia, es un antojo dulce de lo más original, saludable, ligero y refrescante. No te quedes sin aprender a preparar una de las recetas más populares del verano, llénate de su dulzura y maravillosos beneficios medicinales

El helado de aceite de oliva es un postre saludable, bajo en grasas y azúcar.
El helado de aceite de oliva es un postre saludable, bajo en grasas y azúcar.
Foto: Andrea Piacquadio / Pixabay

¿Helado de aceite de oliva? Probablemente de un inicio te resulte algo extraño y arriesgado, sin embargo en los últimos días se ha vuelto tendencia y es que se trata de una popular receta que ha conquistado a los amantes de un estilo de vida saludable y más natural. Es cierto que la mayoría de las personas acostumbran utilizar el aceite de oliva como un buen complemento para cocinar y aderezar todo tipo de platillos sobre todo salados, sin embargo en los últimos años se ha reconocido como un buen ingrediente en el mundo de la repostería e inclusive coctelería. 

La receta de helado de aceite de oliva probablemente se convierta en la sensación del verano y es que no sólo es saludable, es delicioso, cremoso y de lo más refrescante. El simple hecho de estar elaborado con aceite de oliva como ingrediente principal asegura un producto de calidad y de lo más original, lo mejor de todo es que aporta las grandes propiedades medicinales que se asocian con el consumo de aceite de oliva.

El aceite de oliva es una verdadera maravilla, es probablemente el ingrediente más fundamental de la dieta mediterránea. El consumo de aceite de oliva es oro líquido para la salud, es considerado el aceite más nutritivo y curativo que existe, es por eso la variante más recomendada por médicos y nutriólogos. Se asocia con grandes ventajas para un peso corporal sano, protege al sistema cardiovascular, disminuye los altos niveles de colesterol, controla la hipertensión, previene la diabetes y favorece el funcionamiento digestivo, ya que actúa como un suave laxante. También es un gran aliado para el funcionamiento cerebral, potencia las funciones cognitivas, mejora el rendimiento físico y mental, es un alimento completo que nos ayuda a vivir más y mejor.

Ahora que todos cocinamos un poco más, es el momento perfecto para innovar y encontrar sanos sustitutos. La próxima vez que quieras comprar un bote de helado, mejor consigue los ingredientes para preparar esta delicia terrenal.

¿Cómo preparar helado de aceite de oliva?

Necesitarás:

  • 125 ml de aceite de oliva extra virgen
  • 6 yemas de huevo
  • 250 gramos de leche entera (también puedes considerar leches vegetales como la de almendra, coco, nueces, arroz y soja)
  • 250 gramos de nata
  • 100 gramos de miel de abeja cruda y orgánica

Paso a paso:

  1. En un bowl separa las yemas de los huevos, bate vigorosamente hasta que espumen y doblen su volumen.
  2. Mientras tanto en una olla mediana agrega la leche y la miel, a fuego muy bajito hasta que se disuelvan bien.
  3. Agrega la mitad de la mezcla de leche a las yemas de los huevos y remueve constantemente para que no se cuaje. La idea es que quede una crema ligera, posteriormente regresa esta mezcla a la olla y no permitas que hierva, todo deberá ser a fuego muy lento. Espera a que cuaje. 
  4. Retira del fuego la mezcla y permite que se enfríe.
  5. Ya bien fría incorpora poco a poco y en forma envolvente la nata, para evitar que baje la textura.
  6. Posteriormente añade el ingrediente estrella el aceite de olivo muy lentamente y mezcla en movimientos circulares.
  7. Coloca la mezcla del helado en un recipiente hondo y mete al congelador durante 1 hora hasta que este bien frío, pero no congelado. Después cada hora deberás sacarlo del congelador y mezclar bien para evitar que se formen cristales de hielo, este paso es clave para que el helado quede bien cremoso. Deberás realizarlo de 3 a 4 veces.
  8. Acompaña con frutos rojos y un toque extra de canela y aceite de oliva.